Sociedad

Habilitaron la planta más austral del país

La disposición permite a la firma Valdés SRL, ubicada en Puerto Almanza, la comercialización de de pescados y mariscos a nivel federal.

Almanza cuenta con la planta más austral del país.

USHUAIA.- El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) habilitó la primera planta de procesamiento de pescados y mariscos en Puerto Almanza, la localidad más austral de la provincia.

La Disposición Regional No. 23/2020 permite a la firma Valdés SRL la comercialización de sus productos destinados a consumo interno en la isla y con tránsito federal para el resto del área continental.

Personal de la Oficina Ushuaia del Centro Regional Patagonia Sur del Senasa inspeccionó en terreno y evaluó los manuales de procedimientos, planos y condiciones higiénico-sanitarias del establecimiento.

La planta habilitada cuenta con una estación de piscicultura para la extracción de las truchas, una embarcación habilitada por Senasa para la pesca artesanal de la centolla y bateas para el cultivo de mejillones.

Esta primera habilitación representa el premio al esfuerzo de más de diez años de los pescadores artesanales de Ushuaia, que comenzó con el desarrollo del Clúster de Pesca Artesanal de Tierra del Fuego en 2012, con el apoyo del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales -PROSAP, UCAR-.

En una primera etapa se trabajó articuladamente -junto a los actores públicos, privados y técnicos vinculados a la actividad pesquera- en la identificación de un diagnóstico de la situación competitiva, en la planificación estratégica y en la conformación de un marco institucional. En este sentido, en el mes de noviembre de 2013 se constituyó una Asociación del Clúster de Pesca Artesanal de Tierra del Fuego.

En abril del año pasado se inauguraron dos nuevos muelles para la pesca artesanal que fueron construidos con asistencia financiera aportada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esta primera habilitación representa el premio al esfuerzo de más de diez años de los pescadores artesanales de Ushuaia.

En Ushuaia, el muelle que se construyó con bloques de hormigón, tiene una plataforma de 14 por 15 metros y permite el atraque de las embarcaciones sin ninguna dificultad, y al mismo tiempo el fácil acceso de vehículos para el traslado de la carga. En tanto, la estructura de la localidad de Almanza es de penetración transparente, y está rellena con piedra de la zona.

En la zona operan 50 pescadores artesanales de moluscos (mejillón y cholga), crustáceos (centolla y centollón) y peces (róbalo y pejerrey), y la obra permitió garantizar la seguridad de la actividad y la facilitación e igualdad para los pescadores en las operaciones de embarque y desembarque, la calidad y la trazabilidad del producto, así como también la optimización de la fiscalización y el control en los registros de capturas y centralización de la actividad.

A los muelles se sumaron otras medidas que permitieron mejorar las condiciones de la actividad pesquera y la productividad, tales como el trabajo por fortalecer institucionalmente el Clúster de Pesca Artesanal, a través de actividades de promoción y difusión, y de la puesta en marcha de un sistema de venta directa de pescado fresco en la ciudad de Río Grande y el estudio de la capacidad de explotación sustentable de la centolla en el canal Beagle.