Política

Fernanda Raverta expuso ante senadores

La titular de ANSES, Fernanda Raverta, informó que el proyecto referido al Fondo de Garantía de Sustentabilidad busca brindar “soluciones” a temas como el financiamiento de la Reparación Histórica y los préstamos de las provincias.

Fernanda Raverta junto a Lisandro Cleri, en su exposición ante los senadores.

BUENOS AIRES.- El viernes, el en el Senado avanzó con la firma del dictamen para el proyecto de ley de defensa de los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), tras una presentación de la directora ejecutiva del Anses, Fernanda Raverta.

En una reunión por videoconferencia de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Trabajo y Previsión Social, la oposición pidió más tiempo para analizar la iniciativa pero el oficialismo decidió empezar a firmar el dictamen y aguardar al martes para ver si hay acuerdo entre las dos bancadas sobre cuándo se someterá a votación en el recinto.

Durante la reunión, Raverta destacó que el proyecto referido al FGS -que hasta diciembre pasado tenía 33 mil millones de pesos, según indicó- busca brindar “soluciones” a temas como el financiamiento de la Reparación Histórica y los préstamos de las provincias.

En esa lista de objetivos del proyecto, la funcionaria también incluyó las inversiones del FGS; la regularización de los créditos de la Anses y los derechos políticos de las acciones del fondo en sociedades.

Sobre el programa de Reparación Histórica que puso en marcha la gestión anterior, Raverta explicó que “hay siete millones de jubilados y la Reparación Histórica asiste a 900 mil”, tras lo cual precisó que “usar el dinero del FGS para la Reparación haría que en un tiempo ya no haya fondos para la totalidad de los jubilados”.

Según explicó el subdirector ejecutivo de la Anses, Lisandro Cleri, lo que se busca es “poner a la Reparación Histórica en igualdad con el resto de los programas” y “pagar la Reparación Histórica con los recursos del SIPA o con la readecuación presupuestaria que disponga el Ministerio de Economía”.

“La idea es no desconocer la responsabilidad del Estado frente a las obligaciones de jubilados y pensionados, sino que esto se haga con otros fondos para no poner en riesgo el FGS”, agregó Raverta.

Respecto de la deuda de las provincias con la Anses a través del FGS, la titular del organismo indicó que lo que se pretende con el proyecto es “buscar una manera de que esta deuda pueda ser refinanciada”.

“Debiéramos haber retenido una parte importante de la coparticipación a cada una de las provincias que asumieron esta deuda, por lo tanto decidimos buscar una manera de que esta deuda pueda ser refinanciada, porque sabemos que esta situación de complejidad a los gobernadores los complicaría mucho”, explicó.

Y agregó: “Por eso impulsamos esta nueva norma, proponiendo un nuevo sistema de financiamiento que nos permita no cobrar esta deuda porque generaría un complicación para esas provincias”.

Raverta señaló que el total de la deuda son 101.000 millones de pesos, mientras que Cleri agregó que se necesitan esos recursos “para pagar la reparación histórica”, con lo que justificaron el objetivo de refinanciación.

Sobre la inversión productiva del FGS, la funcionaria sostuvo que se busca “apuntar a fondos de inversión que tengan que ver con proyectos productivos estratégicos para la Argentina”.

“Por eso invertir 100 mil millones de pesos en la creación de un fondo para reconstruir la Argentina pensando en esta idea de la economía virtuosa, a nosotros nos permite pensar que el país también se desarrollará”, agregó.

En cuanto a la regularización de los créditos de Anses, los funcionarios precisaron que en diciembre del año pasado había un 98% de las titulares de la Asignación Universal por Hijo endeudadas, misma situación en la que estaban el 31,6% de los jubilados y más del 50% de quienes cobran pensiones no contributivas. Esto generó “una profunda, enorme crisis en la realización de cada familia”, señaló Raverta e indicó que por eso se buscó “frenar esa idea de endeudamiento”, al dejar de cobrar a partir de diciembre esas cuotas.