Policiales

Comienza la etapa de alegatos

El juicio oral por el homicidio de Gladys Moledo entra en su etapa de alegatos. Hoy la fiscal Laura Urquiza deberá formalizar la acusación y establecer el monto de la pena para cada uno de los imputados en este aberrante hecho.

Ayer tres acusados ampliaron su indagatoria ante el Tribunal de Juicio.

RÍO GRANDE.- Gastón Blanco, José Manuel Gómez y el imputado identificado como BLD (era menor al momento de cometerse el hecho) ampliaron ayer su declaración indagatoria ante el Tribunal de Juicio en lo Criminal, para tratar de mejorar su situación procesal; atento el inminente cierre del proceso judicial que los tiene como acusados por el asesinato de Gladys Moledo.

Previo a la declaración de los acusados los jueces recibieron la declaración testimonial de dos efectivos policiales de la Comisaría IV de Río Grande, quienes tuvieron a su cargo analizar las imágenes de videovigilancia que captaron los movimientos sospechosos de los imputados y que resultaron claves para establecer la participación de estos sujetos en el hecho.

Con estas últimas medidas, el Tribunal dio por cerrada la etapa de recepción de las pruebas y procedió a abrir la instancia de los alegatos; estableciendo que a partir de las 10:00 sea la fiscal Laura Urquiza en exponer su acusación y establecer el pedido de pena para cada uno de los imputados.

Cabe indicar que, según el requerimiento de elevación a juicio efectuada por la fiscal Urquiza, se imputa a Juan Ramón Gómez, Gastón Eduardo Blanco y José Manuel Gómez “haber matado a la mujer, previo acuerdo y división de tareas y roles, junto al menor BLD quien habría brindado la ayuda necesaria para que se consumara el delito”.

Una vez que la fiscal termine con su acusación será el turno de los defensores Públicos Gustavo Ariznabarreta y José María Fernández López, y el subrogante José Pellegrino, en exponer los argumentos a favor de los acusados. También lo hará el Dr. Alejandro Naccarato, defensor público, quien representa a BLD.

El hecho investigado

En la noche del 9 de septiembre y las primeras horas del día 10, tres de los imputados habrían ingresado a la vivienda de la víctima, Gladys Moledo, sin ejercer fuerza en la cerradura y aprovechando que estaba desprevenida la neutralizaron, golpearon en el rostro y provocaron heridas de muerte con un cuchillo.

El cuarto imputado, que era menor de edad, los habría llevado hasta un lugar cercano al domicilio de la víctima y se reunió -en forma posterior a haber consumado el hecho- con el resto de los coautores en una dirección acordada.