Policiales

En el asesinato participó más de una persona

En la declaración testimonial de integrantes de la Policía Científica, todos coincidieron en que más de una persona actuó en el crimen de Gladys Moledo, ocurrido el 9 de septiembre del año pasado, y por el cual están acusados tres adultos y un joven como coautores.

Tribunal de Juicio que lleva adelante el proceso de este brutal crimen.

RÍO GRANDE.- En la declaración testimonial de integrantes de la Policía Científica, todos coincidieron en que más de una persona actuó en el crimen de Gladys Moledo, ocurrido el 9 de septiembre del año pasado, y por el cual están acusados tres adultos y un joven como coautores.

En la segunda audiencia del proceso judicial de este aberrante hecho, integrantes de la Policía Científica, Peritos de Río Grande y uno de Ushuaia; más la forense, Dra. Inés Aparici, brindaron sus respectivos testimonios ante el Tribunal de Juicio en lo Criminal, que preside el juez subrogante Martín Bramatí.

Lo declarado por los peritos desestima lo que Juan Ramón Gómez aseguró ante el Tribunal, en su declaración indagatoria, al sostener que él había cometido el homicidio, descartando que en el lugar hubieran estado los otros imputados, su hermano José Manuel y Sebastián Blanco; en un intento por mejorar la situación procesal de éstos últimos.

En la causa también está acusado un joven identificado con las iniciales B.L.D., ya que al momento del hecho era menor de edad. Todos los imputados participan de este juicio desde la Unidad Penitenciaria, por sistema de videoconferencia; debido a las medidas que adoptó el Tribunal en función del protocolo sanitario por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo a lo que surge de la instrucción de la causa, sobre la mecánica del homicidio, se pudo establecer que uno de los hombres ahorcó con una bufanda a la víctima hasta que esta se desvaneció y luego, con un cuchillo, le asestaron al menos ocho puñaladas, una de las cuales fue fatal.

Las personas que atacaron a Moledo pretendían que esta cesara en su reclamo por la tenencia de su nieta, la que había sido dada en adopción, de manera irregular, a un matrimonio. Esa noche hubo discusión por este motivo que terminó con la mujer asesinada de manera brutal, en el interior de su vivienda.