Sociedad

Domingo liberado: Cansancio o irresponsabilidad

En plena cuarentena y con un índice de infectados diarios que mantiene elevada la curva de contagios, vecinos de Río Grande colmaron, en la tarde del domingo, plazas y costanera. Muchos adolescentes se volcaron a las canchas de fútbol y espacios públicos. Personal policial intervino en algunos lugares.

La costanera, uno de los lugares donde se concentró mucha gente.
En las canchas se pudo ver a muchos adolescentes, sin las medidas sanitarias.
La gente le volvió a hacer frente a la pandemia, a pesar de la cantidad de contagiados.
El clima invita a mucha gente a realizar actividades al aire libre.

RIO GRANDE.- Este domingo pasado el mediodía, se pudo observar en la ciudad una alta cantidad de gente circulando por las calles.

La costanera fue uno de los lugares donde hubo gran concentración de familias, adolescentes y gente de todas las edades. Muchos de los transeúntes incluso no usaban barbijo ni tapaboca.

Las plazas y canchas de fútbol sintéticas no fueron excepción, decenas de adolescentes jugando a la pelota y muchos niños en los juegos de los parques. En los espacios del cono de sombra se hizo presente personal policial para tratar de disuadirlos, pero casi sin éxito.

Si bien la tarde es horario de salida recreativas, y esta permitido salir a caminar o correr, hasta 500 metros del domicilio, la tarde de ayer dio la sensación de ser un “domingo liberado”.

Cabe aclarar que la ciudad de Río Grande, sigue teniendo un alto nivel de contagios, con una cantidad considerable de hisopados positivos por día. Sin mencionar los fallecimientos, y que el sistema de salud esta cada vez mas ajustado.

Es entendible que las familias, cada vecino sienta cansancio, estrés, y la situación de aislamiento ya de tanto tiempo tiene a toda la sociedad al límite, pero lamentablemente, la situación epidemiológica que atravesamos no nos pone en condición de relajarnos y no tener en cuenta las medidas de prevención y precauciones.

Tendremos que replantearnos como población y de forma individual lo que hacemos, sobre todo para tener en cuenta que nuestro personal de salud, de seguridad y los agentes sanitarios piden a gritos la colaboración de la sociedad para cuidarnos y evitar que se sumen más pacientes.

Las autoridades de gobierno han advertido que se necesita un esfuerzo más para evitar que el colapso de los hospitales públicos y privados. Está en la responsabilidad de todos poder salir adelante de esta dolorosa y difícil situación que nos toca vivir por esta pandemia mundial.