Nacionales

Dólar: Nuevas restricciones

Con pocas operaciones, analistas del mercado cambiario recomiendan cautela en cuanto a la evolución de la cotización de la moneda estadounidense.

Récord del dólar blue a $145 y el riesgo país sube 3,3% al mayor nivel post canje.

BUENOS AIRES (NA).- El dólar paralelo o “blue” sube un 10,7% a una cotización récord de $145,00 en las primeras y escasas operaciones del mercado informal luego de la implementación de las nuevas restricciones a la compra de dólares. 

El mercado formal se mantiene con poca actividad y sin cambios en sus cotizaciones libres de impuestos, aunque con un aumento del 26,65% a raíz de la aplicación de la retención del 35% del impuesto a las Ganancias. 

De todos modos, analistas del mercado se manejan con cautela en cuanto a la evolución de la paridad, teniendo en cuenta el escaso volumen de negocios y la falta de certidumbres sobre posibles medidas adicionales. 

Al respecto, recomiendan seguir con atención la cotización del denominado “contado con liqui” en los próximos días, luego de la resolución de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que deja si efecto el “parking”, aunque con un plazo de permanencia de 15 días para una transferencia emisora o receptora. Por su parte, el mercado bursátil reaccionó con una fuerte baja en los bonos y una suba del 3,3% en el riesgo país. 

La superposición de los dos impuestos (30% del PAIS y 35% de Ganancias), representan una suba del 26,65% en el precio del dólar para atesoramiento en el Mercado Único y Libre de Cambios respecto del cierre del martes. De esta forma, el precio de venta del Banco Nación, que se mantiene por el momento en $79,25 por dólar, sube a $103,025 con el impuesto PAIS y a $130,7625 con la retención de Ganancias (el 35% se aplica sobre el precio base de $79,25). 

En consecuencia, alguien que quería hasta el martes comprar el máximo permitido de US$ 200 debía desembolsar $20.650 y desde hoy tendrá que pagar $26.152,50. La medida no solo implica un mayor gasto en pesos para la compra de dólares sino, en tanto incorpora gastos de tarjetas de débito y crédito, podría significar en algunos casos una reducción en la cantidad de dólares permitidos para comprar mensualmente. Por ejemplo, si alguien hace una compra con tarjeta de crédito por US$ 50, como se pasa a computar dentro del tope mensual por persona, sólo podrá adquirir US$ 150. 

Se incorpora gastos de tarjetas de débito y crédito al cupo de compra de US$ 200.

Asimismo, si la compra con tarjeta supera los US$ 200, se la tomará a cuenta de los topes de los meses subsiguientes. Algunas operaciones quedaron exceptuadas, como las relacionadas con la adquisición de material sanitario o libros, y otras quedaron condicionadas a la modalidad de pago. Por ejemplo, en servicios se streaming u otras aplicaciones como Netflix o Spotify, desde el Banco Central aclararon que si en la tarjeta el consumo está especificado en dólares, se tendrá que pagar el impuesto y la retención, además de ser incluido dentro de cupo de los US$ 200. En caso de que el consumo esté expresado en pesos, no paga ni el impuesto ni la retención y no consume cupo.