Política

Empoderamiento de las mujeres

Fabiola Yáñez participó del encuentro de la Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes (ALMA), con los representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Fabiola Yáñez contó sus vivencias personales como mujer patagónica.

BUENOS AIRES.- La reunión tuvo como objetivo conocer los avances en el empoderamiento de las mujeres, a través del programa “Mujeres Rurales, Mujeres con Derechos”.

Por ALMA, participaron en el encuentro las primeras damas de:
Argentina: Fabiola Yáñez; Brasil: Michelle Bolsonaro; Chile: Cecilia Morel; Ecuador: Rocío González; Honduras: Ana García de Hernández; Paraguay: Silvana Abdo; Panamá: Yazmín Colón de Cortizo; y República Dominicana: Raquel Arbaje.

Por parte de la FAO estuvieron presentes: el Representante Regional para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué y del equipo de género la licenciada Alejandra Safa Barraza. Fue invitada por Argentina, al cónclave virtual, la presidenta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Susana Mirassou.

Todos los participantes estuvieron de acuerdo en fomentar el aumento de las inversiones en las mujeres rurales, ya que esto les permitirá mejorar su acceso a medios de vida y a los mercados. Además de garantizarles el abastecimiento de alimentos, revitalizando las economías locales y reduciendo la sobrecarga de trabajo de las mujeres productoras.

“En este contexto es necesario mostrar el poder transformador de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes, ante un marco complejo de desigualdades estructurales y desafíos sociales, económicos y ambientales, que se agrava con el impacto de la pandemia de COVID-19 en nuestra región”, señaló Fabiola Yáñez.

También se instó a identificar y revisar buenas prácticas desarrolladas por los gobiernos de América Latina y el Caribe en favor de la reducción de la pobreza y fortalecimiento de la seguridad alimentaria y nutricional de las mujeres rurales y sus familias.

Por primera vez, la primera dama argentina hizo alusión a su historia personal: “Soy del interior de la Argentina, de Villa Regina, provincia de Río Negro. Allí los vientos azotan con fuerza en el invierno, las escarchas no dan tregua, las heladas ponen a prueba la entereza de los pueblos”. Y continúo: “También tuve la oportunidad de recorrer el interior de la provincia de Misiones, vi que las manos de las mujeres rurales cuentan una historia de lucha, de sacrificio, de no bajar los brazos, de afrontar todas las vicisitudes que se les presentan”.