Deportes

TdF en lista de espera

Después de Buenos Aires, Mendoza pasó a ser la provincia con más representantes en el Futsal italiano. Franco Ceracchi gestiona nueve de los 14 hombres que jugarán la próxima temporada en el ascenso. Además, Pía Gómez jugará en Serie A femenina.

BUENOS AIRES (Pasión Futsal).- Históricamente, el Futsal de AFA de Buenos Aires exportó una gran cantidad de jugadores al Futsal italiano, en la Serie A y en el ascenso. Rosario, por su tradición, también colaboró en menor medida y Tierra del Fuego había crecido en el último tiempo.
Pero para la próxima temporada, Mendoza (que tiene poca actividad relacionada al Futsal de AFA) se ubicará como la segunda provincia, detrás de Buenos Aires, con más representantes en ese país, todos los hombres en el ascenso y Pía Gómez en la Serie A femenina (Pelletterie).
El representante Franco Ceracchi, con su agencia Fútbol Agency Buenrome, colocó nueve mendocinos entre el año pasado y la temporada que está próxima a comenzar. Además, hay otros seis que ya juegan desde hace tiempo en el Viejo Continente. Y todavía pueden llegar más.
“El año pasado empecé a ver jugadores de Mendoza porque supe que Renzo Grasso (lo representa Proneo) era mendocino y me gustaba mucho. Por eso pensé que podía haber jugadores importantes ahí”, explica Ceracchi, que también cuando la situación sanitaria lo permita irá a ver jugadores a Tierra del Fuego, Rosario, Misiones y Córdoba.
Pero si nos remontamos al primer mendocino que fue a jugar a Italia, tenemos que ir al 2000, cuando tras un Sudamericano de Fútbol de Salón (AMF), fue convocado a viajar Kike Oropel, que terminó realizando toda su carrera allá, permaneciendo 17 años.
“Acá en Mendoza el nivel de la CAFS es bueno, siempre le aportamos muchos jugadores a la Selección. Hay varios que pueden jugar en la A o A2 y muchos de ellos están para Serie B. Creo que estamos a un buen nivel con respecto al país, pero nos falta mucho. Más que nada técnica individual y hay que trabajar en los fundamentos para que puedan competir internacionalmente”, explica Oropel, que fue parte del cuerpo técnico de la Selección Argentina campeona del mundo 2019 de AMF y que ahora dirige a Regatas de Mendoza.
De esta nueva camada, el primero en ir a Italia fue Renzo Grasso. “Después de la gran experiencia de Kike Oropel, gracias a Dios pude ser yo quien volvió a abrir las puertas de Italia. Fue en el 2015, después del Mundial Sub 20 de la AMF en Chile, salimos campeones y me eligieron el mejor jugador del torneo. Jugamos contra Italia, el ayudante técnico de ellos nos contactó a Luciano González, a Gonzalo Pires, a Lucio Moragas y a mí. Como yo tenía el pasaporte italiano, se me dio primero. Estuve en Sanmichelle, en la Serie A2, con 20 años”, dice Grasso.
“Fue un cambio muy grande para mí porque era chico, no sabía el idioma, me fui a vivir solo. No tenía referencias de gente que había ido allá. Las reglas también cambiaban, no sé si decirte que es otro deporte, pero si cambiado porque hay diferencias. Me adapté muy bien, jugaba varios minutos y actualmente estoy en el Fuorigrotta, estamos a la espera de si vamos a competir en la Serie A”, cuenta Grasso, de 25 años, que de ser así se transformaría en el primer mendocino en jugar en la máxima categoría de Italia.
A mitad de temporada, a principios del 2016, viajó Luciano González y se incorporó al mismo equipo de Grasso. Para la temporada 2016-17 se sumó Gonzalo Pires y al poco tiempo Lucio Moragas fue a un equipo de la B. Después fue Bruno Martínez, que es de Junín, una localidad a 53 kilómetros de la capital mendocina.
“Se empezaron a abrir las puertas para el resto de los chicos de Mendoza. Este año voy a jugar en la Serie B, en el Modena Cavezzo. Es en el norte de Italia, recién ascendió y tiene ambiciones para ascender a la A2”, cuenta Pires.
Luego de estos cinco mendocinos, de la mano de Ceracchi se sumaron al Futsal italiano Mauro Spinelli, Bernardo Di Fonzo, Ignacio Tramontano, Álvaro Leal, Luciano Stalloca, Agustín Pongetti, Agustín Bertirossi, Renzo Zambuto y Lautaro Biondi.

Vidal, sin destino aún
Pablo Vidal, el pivot riograndense que recientemente terminó su vínculo con el Club Industria Santa Coloma de Barcelona, España, se encuentra descansando en Río Grande, disfrutando de la familia y entrenando por su cuenta a la espera de cerrar la mejor opción para él.
Vale recordar que el fueguinos fue tentado por el Acqua&Sapone Futsal, uno de los dos mejores elencos de Italia, quien además en los últimos meses dejó ir al rosarino Luciano Avellino y quiere a Vidal para engrosar sus filas, por lo que el jugador solicitó un tiempo para responder, aunque no sólo le llegó esa propuesta del Calcio 5, también el Fel di Eboli, elenco de mitad de tabla lo quiere tener entre sus filas.
También tiene dos opciones para volver a España, y de quedarse en Buenos Aires, San Lorenzo y Boca Juniors quieren sus servicios, dejando en claro el artillero riograndense que de quedarse en el país la prioridad lo tiene la institución de Boedo, en la cual alcanzó los únicos títulos que posee en sus años de competencia en Buenos Aires.

Jugadores/a mendocinos en Italia
Renzo Grasso Fuorigrotta, Serie A2
Gonzalo Pires Modena Cavezzo, Serie B
Luciano González Buldog Lucrezia, Serie A2
Lucio Moragas Buldog Lucrezia, Serie A2
Mauro Spinelli Grosetto, Serie B
Bruno Martínez Futsal Barletta, Serie C1
Bernardo Di Fonzo Gubbio, Serie A2
Ignacio Tramontano Gubbio, Serie A2
Alvaro Leal Gráfico, Serie C1
Luciano Stallocca Gráfico, Serie C1
Agustín Pongetti Gráfico, Serie C1
Agustín Bertirossi Mortelitto, Serie C1
Renzo Zambuto Futsal Alghero, Serie C1
Lautaro Biondi Montesicuro, Serie B
María Pía Gómez Pelletterie, Serie A femenina