Actualidad

La tripulación del pesquero seguirá aislada en el barco

La evaluación de la tripulación durante las últimas jornadas estuvo a cargo de tres médicos, un par de enfermeros y técnicos del laboratorio bajo estrictas medidas de protección que ameritan el caso. Confirmaron que uno solo de los infectados requirió internación en el nosocomio ushuaiense.

Las autoridades de Salud resolvieron disponer de un sanatorio móvil en el muelle del puerto.

USHUAIA.- El Ministerio de Salud llevó adelante un dispositivo especial para realizar control médico y clínico de toda la tripulación que se encuentra a bordo del buque pesquero Echizen Maru y continúa realizando la cuarentena en el barco.
La evaluación estuvo a cargo de tres médicos, dos enfermeros y técnicos del laboratorio. El operativo se concretó bajo estrictas medidas de seguridad y siguiendo el protocolo pertinente. En ese sentido, la médica cardióloga Ana Grassani, integrante del equipo médico que participó del dispositivo, precisó que “realizamos una evaluación médica y clínica, preguntando síntomas, antecedentes y se realizó un examen físico a cada uno de los tripulantes”.
A su vez, contó que “se les realizó extracción de sangre para constatar serología de los pacientes y en algunos casos para llevar adelante un análisis más exhaustivo de los casos más sintomáticos”.
Durante las evaluaciones que se realizaron en la tripulación, “nos encontramos que uno de los pacientes, el cual se encontraba en aislamiento, presentaba signos de descompensación por lo que necesitó internación”, relató la profesional.
Y, finalmente agregó que “el traslado se implementó cumpliendo con todas las medidas rigurosas que amerita el caso y quedó internado en sala común de clínica médica”.

Seguirán en el barco
La ministra de Salud, Judit Di Giglio, sostuvo contacto con autoridades nacionales sobre la situación de los tripulantes del buque pesquero Echizen Maru y se ha coincidido que “es fundamental preservar a los tripulantes en un aislamiento controlado dentro del barco”.
“Nuestra decisión y lo recomendado por el Ministerio de Salud de la Nación es que permanezcan en el barco. No tiene sentido llevarlos a un hotel, porque dentro del barco están en condiciones de poder ser controlados todos los días y realizar el seguimiento que hicimos con cada caso positivo registrado en la provincia y que nos resultó exitoso”, recordó.
“Al recibir los 57 casos positivos, realizamos un testeo serológico cuantitativo que nos va a dar el tiempo de infección de cada persona, estimativamente, lo que nos va a permitir realizar una línea de tiempo epidemiológica”, develó y confirmó que otras líneas investigativas las están llevando adelante Prefectura Naval Argentina, la empresa misma y Sanidad de Frontera para determinar cómo se inició el contagio.
Así, dijo que “el Ministerio de Salud de la provincia está haciendo ayuda humanitaria en este caso, ya que Ushuaia era el puerto más cercano; porque recordemos que el buque se encontraba en aguas nacionales, en zona de frontera, y quien activa el protocolo es Sanidad de Frontera del Ministerio de Salud de la Nación”.
“Por eso estamos en permanente contacto con las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, con quienes se ha coincidido que es fundamental preservar a los tripulantes en un aislamiento controlado dentro del barco”, insistió.
La funcionaria sostuvo que los controles que se realizan en la provincia en el marco de la pandemia “son de los más estrictos en el país”: “Los controles disminuyen la posibilidad que entre una persona con el virus, pero no existe ningún control que nos garantice que una persona que esté ingresando a la provincia no esté enferma, esa es la realidad”.