Actualidad

Encuesta Nacional de Cultura

El Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA) del Ministerio de Cultura de la Nación dio a conocer los primeros datos del relevamiento de alcance federal.

El aislamiento por el coronavirus ha paralizado la actividad cultural.

BUENOS AIRES.- El Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA) del Ministerio de Cultura de la Nación dio a conocer los primeros datos del relevamiento de alcance federal, con el fin de generar información estadística de calidad sobre los diversos sectores de la cultura en Argentina. Participaron personas y organizaciones cuya actividad están vinculadas al campo cultural, y las respuestas fueron anónimas, confidenciales y usadas con fines estadísticos exclusivamente.
El estudio considera un total de 15.260 casos: 13.019 personas y 2241 organizaciones que respondieron la encuesta hasta el 27 de abril. Los resultados brindan una importante información de referencia sobre algunos de los perfiles culturales más vulnerados, sus principales problemáticas y las estrategias que están implementando en el contexto de pandemia producto del COVID-19. En esta coyuntura sabemos que el sector de la cultura y sus trabajadores se encuentra entre los más afectados producto del cese momentáneo de actividades como parte del aislamiento social, preventivo y obligatorio.
Entre los encuestados, los sectores de la Música y el Teatro sostienen que su actividad cultural principal se vincula a la enseñanza (37%) y el 67% la ejerce de manera independiente.
La mayoría de las personas encuestadas vive de su trabajo en el ámbito cultural (56%), percibiendo más del 50% de sus ingresos por la misma. El 60% realizó aportes jubilatorios durante los últimos tres meses, el 49% tiene cobertura de salud por obra social y el 28% se atiende en hospitales públicos. La problemática mencionada con mayor frecuencia (en los últimos doce meses) es la búsqueda de ingresos alternativos.
En relación a las dificultades experimentadas durante el primer mes de aislamiento social, preventivo y obligatorio las problemáticas recurrentes corresponden a la no percepción de ingresos por las actividades culturales y la imposibilidad de pagar alquileres y servicios. De esta forma, la mitad de las personas encuestadas intentó adaptar su actividad/trabajo cultural a la modalidad virtual, pero hay un 15% que considera que dicho cambio es factible parcialmente, mientras que un 18% directamente lo ve impracticable.
Respecto a las organizaciones que respondieron la encuesta, la mayoría se desarrolla en los sectores Teatro, Música y Formación y/o Educación cultural y/o artística; y realizan actividades de creación y producción, formación y educación, y exhibición de bienes, actividades y obras. Solo el 33% posee personería jurídica (la mitad, bajo la figura de Asociación Civil).
Entre las dificultades surgidas específicamente como consecuencia del aislamiento social el atraso o la imposibilidad de realizar pagos de servicios, alquileres, sueldos/honorarios e impuestos, son las más mencionadas. Por su parte, para combatir los efectos de la coyuntura, las estrategias más empleadas se relacionan con el universo virtual y con la solicitud de ayuda y contención por parte del Estado.
Desde el Ministerio de Cultura de la Nación creemos que es fundamental contar con información completa, rigurosa y certera para el diseño de estrategias y herramientas de gestión que hacen a una política cultural pública de calidad y que abarque a todos los argentinas y argentinos.