Actualidad

En el mar con temperaturas bajo cero

Por estos días, los vecinos de Río Grande podrán observar a algunos deportistas internarse en aguas del mar. Ellos son Nadadores de Aguas Frías (NAF) quienes están practicando para participar del cruce del canal Beagle en una fecha a confirmarse.

Luis Argamonte y Sandra Cussigh, cruzan a nado las aguas del mar. Lo hacen con temperaturas bajo cero.

RIO GRANDE.- Con el objetivo de prepararse para cruzar el canal Beagle a nado, los deportistas, Sandra Cussigh y Luis Argamonte, se internaron en las frías aguas del mar. En la jornada del martes en horas de la tarde, llevaron adelante una travesía que va desde la costa frente a la estación de servicios de calle Elcano, para cruzar hasta Punta Popper y terminar en Prefectura Naval. Cada uno de esos circuitos tienen más de 1000 metros.
Luego de finalizar la experiencia de la jornada, los dos nadadores comentaron que “en el medio se levantó viento y unas molestas olas, pero las pudimos superar. Fueron 55 minutos en el agua a pura brazada”.
En diálogo con la prensa, Luis Argamonte explicó que para realizar esta actividad, cada nadador se practica chequeos médicos periódicos. “Todas las personas que hacemos esto somos conscientes de que debemos tomar todas las precauciones necesarias”.
En tanto, señalaron que para poder nadar en el mar, existe una autorización previa emitida por Prefectura Naval y cuentan con el monitoreo del personal de Defensa Civil municipal.
Tanto Sandra como Luis, son integrantes del grupo Mar de Fuego que es una agrupación fueguina que está compuesta por Nadadores de Aguas Frías (NAF) que suman unos 20 personas de Ushuaia y Río Grande.
De los casi 20 integrantes que componen el grupo de NAF, son unos 4 o 5 los que podrían encarar la travesía del canal Beagle en una fecha a confirmar.
La travesía para la que se están preparando será de unos 3 kilómetros que son los que separan a un punto cercano a Puerto Almanza, en Tierra del Fuego (Argentina), con Puerto Williams (Chile).

Los NAF
El grupo NAF (Nadadores de Aguas Frías), en Ushuaia de la mano de Walter Ruano quien fue el primero en meterse en aguas frías “y es quien nos orienta con consejos y diversas técnicas”, explicó Argamonte. Luego cada uno de los deportistas hace sus prácticas individuales.
Esta actividad comenzó hace dos años con los nados por Malvinas. Desde esa oportunidad se generó un grupo que se fue nucleando y de a poco se fue regularizando.
Según comentaron los deportistas, “desde que está el problema del aislamiento por la pandemia, debimos dejar de nadar pero desde el primer momento en que pudimos hacerlo, comenzamos a nadar casi todos los días o bien cada vez que las mareas nos acompañan”.
Practicar nado en aguas frías es una práctica distinta o poco común pero es una actividad física más que, según aseguran quienes lo practican, “tiene muchos beneficios para el organismo”.
“La gente que ve que a un nadador que se mete al agua fría, piensa que se sufre pero muy por el contrario, esto se disfruta. Aunque esto sólo se logra con preparación, concentración, alimentación y una serie de factores que hacen que esta actividad sea placentera”.
Cabe destacar que estos deportistas ya realizaron algunas travesías similares en estos días, incluso cuando las temperaturas oscilaban los -7 y las sensación térmica estaba cercana a los -20.