Actualidad

El Banco Tierra del Fuego recibió 660 pedidos de asistencia financiera

El titular del banco provincial, Juan Duarte, informó que la entidad recibió 660 solicitudes que representan más de 1.260 millones de pesos. El 63% de las aplicaciones pertenecen a servicios y comercios, un 20 % al sector de producción y casi un 17% a turismo, hotelería y gastronomía.

Duarte consideró que “el objetivo de los créditos es que lleguen de manera blanda y accesible a todos los sectores”.

USHUAIA.- El director del Banco Tierra del Fuego (BTF), Juan Duarte, dio detalles de las solicitudes de líneas de crédito del plan PROGRESO y en ese sentido, explicó que “la ley se dio con el objetivo que este dinero se pueda colocar de una forma blanda y accesible para que todo el sector productivo siga trabajando y genere los ingresos suficientes para que al momento de afrontar la cuota, llegue sin problemas”.
De igual modo señaló que “nunca se busca ahogar financieramente a una empresa, sino que pueda pagar la cuota” y precisó que “no siempre se va a dar lo que solicita el cliente, ya que se tienen en cuenta los ingresos de la empresa a fin de tener la suficiente garantía para que pueda pagar el préstamo”.
Duarte aseguró que “el objetivo es que tanto el dinero que coloca el Ministerio de Producción y Ambiente como el del Banco de Tierra del Fuego pueda retornar a la provincia ya que ese dinero se va a seguir volcando en un futuro”.
Respecto a los tiempos explicó que se pueden dar diversas situaciones, “un caso es cuando la persona solicita el crédito a través de la web, ya es cliente del Banco y está calificado crediticiamente, simplemente hay que conocer la necesidad de la persona, darle un turno y acreditarle el dinero. Esto puede demorar entre 48 y 72 horas”, explicó el director.
Y agregó que “otra de las situaciones que se pueden plantear es cuando las personas o empresas con actividad comercial son clientes pero no están calificados, lo que tenemos que hacer es responder el correo, porque cuando la persona carga la solicitud, nos llega de esa manera, entonces lo que hacemos es responder con la documentación que necesita el Banco para la calificación y ahí dependemos que la persona traiga los papeles. Una vez que el banco los recibe se puede tardar entre tres y cuatro días”.
“El último de los casos es cuando la persona o empresa no es cliente y por lo tanto no está calificada” indicó y dijo que “acá tenemos dos análisis, uno previo, técnico-legal en cuanto a que se analizan los estatutos y esto puede tardar 24 horas; y después el pedido de documentación para la calificación. Esto puede tardar una o dos semanas”.