Política

Concejo Deliberante cerrado

Desde el Concejo Deliberante confirmaron que, de forma preventiva, permanecerá cerrado para ser sometido a desinfección. La medida fue tomada debido a la vinculación de uno de los empleados con una de las personas que aún espera el resultado del hisopado.

En el Concejo Deliberante, medidas preventivas debido a dos casos sospechosos de infección por COVID-19.

RIO GRANDE.- Desde ayer por la mañana se tomó la determinación de cerrar el Concejo Deliberante, de forma preventiva. La medida fue tomada luego de conocerse la existencia de dos casos sospechosos. Ambos estarían relacionados con casos que ya fueron confirmados como positivos para COVID-19 dentro de la ciudad de Río Grande.
Más allá de las medidas tomadas ayer, el presidente del Concejo Deliberante Raúl Von Der Thusen recordó que la institución entraría sin actividad desde el lunes de la semana que viene: “Ahora por quince días, desde el 21 de julio, estamos en receso de invierno, que es para la planta permanente. Así que aunque seguimos laburando, no podemos presentar proyectos, no hay sesiones; salvo que haya algo urgente que amerite una sesión especial”, indicó Von Der Thusen, en diálogo con diario El Sureño.   
“Hoy suspendí las actividades y se está desinfectando el edificio de forma preventiva. Y vamos a esperar los resultados que, tengo entendido, van a estar esta noche, de los hisopados que ya se tomaron. Si llega a salir positivo se va a mandar a aislamiento de nuevo a todo el personal, así que quedaría el Concejo cerrado por quince días. Pero por el momento no se puede confirmar la medida hasta que no se conozca el resultado”, agregó.
Desde el Concejo aseguraron que en ambos casos la sospecha no es debido a síntomas, sino por contacto directo con casos confirmados. En uno de ellos la relación es por ser familiar del personal que participó en el traslado de un paciente con COVID-19, que fue derivado fuera de la provincia. El otro caso está directamente relacionado con un positivo    confirmado en la ciudad durante las últimas horas.
“La determinación que tomé por hoy es que todos vuelvan a trabajar desde la casa y luego, una vez que se sepa el resultado del hisopado de esta persona, se determinará si volvemos a aislamiento, o no”, recalcó una vez más Von Der Thusen.
En caso de ser positivos alguno de los dos el resto del personal será aislado por el periodo obligatorio de 14 días para descartar la posibilidad de contagio.