Actualidad

Amalia Gudiño y los derechos indígenas

Amalia Gudiño celebró los 19 años de la ratificación argentina del convenio en defensa de los indígenas. La diputada Nacional por Tierra del Fuego mandato cumplido se reunió con la Secretaria de Pueblos Originarios Vanina Ojeda Maldonado al recordarse un nuevo aniversario de la ratificación argentina de la herramienta jurídica más importante para la defensa de los derechos indígenas.

USHUAIA.- El viernes pasado se cumplieron 19 años de la ratificación por parte del Estado Argentino del Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en países independientes, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que constituye la herramienta jurídica más importante para la defensa de los derechos indígenas.
El Convenio 169 tiene dos postulados básicos: el derecho de los pueblos indígenas a mantener y fortalecer sus culturas, formas de vida e instituciones propias, y su derecho a participar de manera efectiva en las decisiones que les afectan.
Además, esta herramienta jurídica garantiza el derecho de los pueblos indígenas y tribales a decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural.
La secretaria de Pueblos Originarios de Tierra del Fuego, Vanina Ojeda Maldonado, recordó en esta fecha la necesidad de que se conozcan los alcances de este convenio en todas las áreas de gobierno, para garantizar que se respeten los derechos indígenas a la hora de ejecutar políticas públicas.
“De allí que una de nuestras primeras actividades, fuera organizar la primera capacitación en Derechos de los Pueblos Indígenas que tuvo gran adhesión y que el INAI replicó hace unos días a nivel nacional, firmando un histórico convenio con el Ministerio de Seguridad para capacitar a los integrantes de las distintas fuerzas, sobre los derechos que asisten a los pueblos originarios”, indicó la funcionaria.
A su vez, Amalia Gudiño, quien accedió a una banca en el Congreso Nacional el 13 de marzo de 1996, convirtiéndose en la primera representante de un pueblo originario en el parlamento argentino; recordó que “al ratificar este convenio de la OIT, el Estado argentino se comprometió a adecuar la legislación nacional y a desarrollar las acciones pertinentes de acuerdo a las disposiciones contenidas en él”.
Gudiño, hija de Rafaela Ishton y miembro de la comunidad selk´nam que lleva su nombre, destacó que “el conocimiento de nuestros derechos como pueblo indígena fue fundamental para que pudiéramos recuperar nuestro territorio”. Además destacó que “hoy estamos más tranquilos gracias al esfuerzo que hicieron los ancianos de la comunidad que tuvieron que adaptarse y aprender a leer y escribir para poder pelear por lo que era nuestro”.
“Sabemos que hay mucho por hacer y ahora los jóvenes deben ocuparse de lo que falta. Lo importante es ya nadie puede echarnos de nuestra tierra y eso se lo debemos a nuestros ancianos”, finalizó.
El Convenio 169 de la OIT, marca con claridad la exigencia de que los Pueblos Indígenas sean objeto de consulta en relación con todos los temas que los afectan. También promueve la participación activa, de manera informada, previa y libre en los procesos de desarrollo y de formulación de políticas que los afectan.