Actualidad

Primera restitución de un auto decomisado en la cuarentena

Un automóvil que había sido secuestrado en Río Grande por orden del Juzgado Federal fue restituido a su propietario. El conductor no había cumplido el decreto nacional de necesidad y urgencia de aislamiento social, preventivo y obligatorio. A nivel nacional, es el primer vehículo que la Justicia restituye en este período de cuarentena por COVID-19.

Imagen del predio ubicado en el barrio excampamento YPF, donde se encuentran los vehículos secuestrados por orden de la Justicia Federal.

RÍO GRANDE.– A nivel nacional se produjo en esta ciudad el primer caso de restitución de un vehículo a su propietario, el cual había sido secuestrado en el mes de abril pasado por orden de la Justicia Federal debido a que el conductor había violado la cuarentena obligatoria que aún se exige en todo el territorio nacional. Así lo dispuso el Juzgado Federal.
Respecto al caso, el abogado Francisco Giménez explicó a El Sureño el motivo del secuestro de este rodado: “En el mes de abril, en plena cuarentena, un vecino de Río Grande fue interceptado violando las disposiciones por la cuarentena; se le secuestró el automotor y se le formó una causa penal”.
“Luego de varios planteos que realizamos, tuvimos rechazo de la jueza federal y dijo que (el vehículo) era susceptible de decomiso; eso significa que en caso de una condena, queda para el Estado y luego lo destina para una utilidad pública” explicó el abogado.
Luego el Dr. Giménez señaló que apelaron la medida a la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia y que “nos dio la razón y amplió los argumentos diciendo que estamos frente a un clima hostil en la Patagonia, donde el automotor tiene otro valor y utilidad. Resulta imprescindible contar con un automotor”, prosiguió.
“La Cámara dijo que no había que presentar ninguna excusa de urgencia, sino por el solo hecho de ser un bien automotor en Tierra del Fuego, el ciudadano tiene el derecho a la restitución. Además dijo que resulta desproporcionado aplicar el decomiso de un automotor a un ciudadano que violó una norma leve” remarcó el abogado.
Más adelante explicó que “la Cámara dice que el nuevo Código Procesal tiene nuevas herramientas para solucionar este tipo de conflictos y que no necesariamente le tiene que caer todo el peso del Código Penal. Se puede ofrecer colaboración con una institución de bien público, ofreciendo una suma honoraria o aporte en especie, trabajos en un hospital, jardín, escuela, comedor, para que la persona pueda resarcir el daño que haya cometido; lo que nosotros estamos haciendo”.
Finalmente el abogado recomendó a otros infractores que tengan su vehículo secuestrado que “lo que debe hacer la persona es concurrir con su abogado de confianza, solicitar la restitución y ofrecer una reparación al Estado para concluir su causa”.
Cabe indicar que hasta el momento existen secuestros de alrededor de 300 unidades, entre autos y bicicletas, en un sector del barrio excampamento YPF, por infracción al Decreto Nacional de Necesidad y Urgencia.