Actualidad

Prestar atención a los síntomas

BUENOS AIRES.- La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, informó sobre la situación epidemiológica diversa en el país y destacó que aunque en alguna jurisdicción no se notifiquen casos es importante estar atentos a los síntomas compatibles con COVID-19 como fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar y pérdida reciente de sentido del olfato y del gusto, consultar rápidamente y evitar el contacto con otras personas.

Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Además explicó que los ejes del Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio de Argentina (DETeCTAr) consiste en buscar a las personas que puedan tener síntomas compatibles con COVID-19 y acompañarlas a un centro de testeo cercano para hacer el hisopado y esperar los resultados en un lugar seguro.
“Si el resultado es negativo vuelve a su domicilio, si es positivo se define, según el cuadro clínico, a dónde se deriva para su cuidado y aislamiento”, afirmó Vizzotti y aclaró que “el procedimiento de hisopado no se realiza en la casa ya que requiere equipo de protección personal, una técnica y medidas de bioseguridad”.

El peligro de la sobreinformación
El director general de El Gato y La Caja, Pablo Fernández, habló sobre el desafío comunicacional que plantea la pandemia de COVID-19 ante la cantidad de información, verdadera y falsa, que circula.
Fernández advirtió sobre los riesgos de la sobreinformación: “Hay que mantener el volumen de información al que nos exponemos bien manejado. Una situación como esta nos pone en alerta y nos genera ansiedad”. Por eso recomendó informarse pero en forma medida y de buenas fuentes como la de expertos en el tema y periodistas especializados.
La desinformación es otro de los peligros que señaló a partir de la proliferación de noticias falsas, de conspiraciones y de todo tipo de discursos polarizantes. “En general, mientras más nos estimule emocionalmente una idea más rápido le vamos a dar valor de verdad y más rápido vamos a querer compartirla”.
Otro factor necesario para la diseminación de noticias falsas que describió es “que resuene en nuestros miedos, emociones o prejuicios”.
Finalmente, sostuvo que “la solución para la desinformación es tomar un rol activo en la información que retransmitimos, tomarnos un minuto antes de hacerlo y conversar sobre la veracidad de la información con la persona de la cual la recibimos de una manera cooperativa y centrada en atacar la idea y no a la persona que la sostiene”.