Actualidad

La industria fueguina apuesta a la vida en medio de la pandemia

Ayer el grupo Mirgor presentó el primer equipo manufacturado en la provincia, que cobra vital importancia para el sistema de salud nacional en épocas de pandemia de coronavirus. “Acá no se trata de kits que uno va a armando; se trata de personas, vecinos y vecinas nuestras que se pusieron a pensar en este desarrollo” dijo el gobernador Gustavo Melella al participar de una ceremonia donde se presentó el respirador, junto a los trabajadores.

La presentación del primer respirador artificial fabricado en Río Grande.

RIO GRANDE.- El gobernador Gustavo Melella encabezó ayer al mediodía la presentación del primer respirador artificial fabricado por el Grupo Mirgor en sus plantas fabriles de la ciudad de Río Grande.
En el evento también estuvieron presentes la vicegobernadora, Mónica Urquiza; la ministra de Salud, Judit Di Giglio; la ministra de Producción y Ambiente, Sonia Castiglione; el ministro Jefe de Gabinete, Agustín Tita, funcionarios municipales, representantes gremiales y autoridades de la empresa.
Participaron por videoconferencia el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa del Ministerio de Desarrollo Productivo de Nación, Ariel Schale y representantes de la firma Leistung.
Durante la presentación el gobernador expresó: “quiero agradecer al ministro (Matías) Kulfas, al ministro de Salud, Gines González García y al ministro del Interior, Eduardo de Pedro porque cuando hablamos con José Alonso sobre la posibilidad y la necesidad que tenía el país de producir respiradores hablé con ellos y enseguida dijeron que sí. Esto habla de un Estado que está presente”.
“En nombre del presidente Alberto Fernández quiero transmitirles su saludo y gratificación. El deseaba estar presente, pero su agenda está muy complicada por las situaciones que tiene que atender”, agregó.
Asimismo, el mandatario agradeció “a la gente de Mirgor, a sus directivos, a su cuerpo de desarrollo, ingenieros, técnicos, obreros y obreras; agradezco también la presencia de la Unión Obrera Metalúrgica y del Municipio de Río Grande”.
“Hay que agradecer además a la gente de Leistung, ya que más allá de lo que significa un negocio, tuvo la generosidad de compartir todo su conocimiento y desarrollo y ponerlo al servicio de una posibilidad mayor de producción”, resaltó.
En esta línea, el mandatario provincial sostuvo que “creo que es una gran oportunidad de demostrar a la Argentina entera las posibilidades que tiene la industria nacional, tan vapuleada en los últimos años, tan castigada, pero con tantas posibilidades”, y subrayó: “la industria se hace con personas, porque acá no se trata de kits que uno va a armando, se trata de personas, vecinos y vecinas nuestras que se pusieron a pensar en el desarrollo”.
“Hoy trabajadores y trabajadoras fueguinas, trabajadores y trabajadoras de Córdoba, han logrado dar una gran señal en estos tiempos que vivimos”, manifestó y señaló que “por eso es un orgullo para nosotros como provincia y es un orgullo como gobierno”.
Melella expresó además que “conjuntamente con el Gobierno nacional queremos apostar al desarrollo de nuestra industria. Hay que trabajar codo a codo para que la industria argentina y la industria fueguina sigan demostrando que somos capaces de esto y de mucho más”.
Finalmente, dijo que “es un día para celebrar para la industria fueguina y la industria nacional. Así que no tengo más que agradecerles en nombre del gobierno nacional y en nombre del gobierno de la provincia a todos los trabajadores y trabajadoras y a todos los que pensaron y tomaron las decisiones para que esto sea posible”.

Julio Haberle, operario de la empresa Mirgor.

Orgullo industrial
Por su parte, Julio Haberle, operario de la empresa Mirgor y representante gremial de los trabajadores, comentó: “A mí me ligan 36 años a esta empresa Mirgor, un año como proveedor y 35 como operario”.
“Como siempre decimos, las obreras y los obreros metalúrgicos somos capaces de muchas cosas, de fabricar un aire acondicionado, un televisor, o un celular de alta gama que pueden competir con cualquier producto de otros países. La verdad es que hoy siento un orgullo tremendo de que mis compañeros y mis compañeras metalúrgicos hagan un respirador que va a salvar vidas”, dijo emocionado.
Asimismo, contó que “en un tiempo récord, en menos de dos meses en medio de una pandemia nosotros pudimos desarrollar esto y la realidad está a la vista. Quiero profesar mi alegría y el orgullo que siento como metalúrgico y decir que acá continuamos, deseando que el subrégimen industrial continúe por muchos años más para contribuir al desarrollo de nuestra provincia y al crecimiento de nuestros hijos”.

Melella junto a trabajadores de Mirgor durante la presentación del equipo fabricado en la ciudad.