Policiales

Explosión de tubos de gas

Un incendio destruyó una vivienda de una familia de Río Grande. Dos tubos de gas explotaron y uno de ellos afectó, con la onda expansiva, a bomberos.

El hecho ocurrió durante la madrugada del lunes.

RIO GRANDE.- En la madrugada de ayer se produjo un incendio en una vivienda y uno de los tubos de gas (había dos) explotó. La onda expansiva afectó sobremanera a uno de los bomberos, quien tuvo que ser trasladado al nosocomio de esta ciudad.
El siniestro ocurrió a la 1:06 en una vivienda ubicada en la calle Itatí al 500 (zona Margen Sur) y la familia que habitaba este lugar se encontraba en la zona céntrica de esta ciudad.
Durante su trabajo, los bomberos informaron a los vecinos que en el interior habían observado dos tubos de gas, por lo que se evacuó a las personas de las inmediaciones.
Mientras extinguían el fuego explotó uno de los tubos de gas y la onda expansiva afectó a los servidores públicos. Inmediatamente fueron asistidos en el lugar por personal médico y la enfermera consideró que únicamente era necesario el traslado de uno de ellos hacia el nosocomio local a los fines preventivos.
Minutos más tarde el propietario de la vivienda, Abram Ezequiel Oyarzo, de 29 años, manifestó que residía en este lugar con su pareja Ana Verónica Melipillan y sus tres hijos menores (de 8, 6 y 3 años), y que al retirarse de su hogar habían dejado una de las hornallas de la cocina encendidas.
El incendio provocó pérdidas materiales totales, por lo que se dio intervención al área de Desarrollo Social.

Principio de incendio
Otro principio de incendio en una vivienda particular se produjo en la madrugada de ayer en ésta ciudad debido a la utilización de un soplete en una cañería de agua, que afectó a una de las paredes.
Alrededor de las 2.05 personal policial toma conocimiento de que se estaba produciendo un ígneo en una vivienda ubicada en Soldados Caídos al 600. El propietario, Darío René Vázquez, de 39 años, manifestó que mientras estaba calentando la cañería del agua con un soplete, de manera accidental comenzó a prenderse fuego una de las paredes. Antes del arribo policial, Vázquez logró sofocar utilizando baldes de agua.
No hubo personas lesionadas ni viviendas lindantes afectadas.

Fuego controlado
En Ushuaia, un ígneo se había producido en un sector de una vivienda particular. El rápido accionar de varias personas, quienes utilizando matafuegos y agua, controlaron rápidamente la situación.
Alrededor de las 19.35 el personal policial fue alertado sobre una posible explosión de una garrafa en una vivienda ubicada en el pasaje Peniel, casa Nº 24. Arribados al lugar, constataron que varios vecinos del domicilio mencionado, mediante el uso de matafuegos y baldes de agua, sofocaron un pequeño incendio sobre la morada.
El propietario de la vivienda, Lucas Rafael Cansino, de 24 años, manifestó a la policía que momentos antes compartía un asado junto a unos amigos y se percataron de una fuerte explosión en una ampliación en la edificación de su vivienda, hecho provocado por una pérdida de gas en la construcción y el calor del fuego del asado.
Personal de bomberos procedieron a verificar la morada e indicaron que el fuego había afectado un 5% a la propiedad.