Actualidad

73 años de la creación del BIM 5

El viernes se conmemoró un nuevo aniversario de la creación del glorioso Batallón de Infantería de Marina 5 de Río Grande.

El viernes el BIM 5 cumplió 73 años (Foto La Gaceta Marinera).

RIO GRANDE.- El 26 de junio de 1947 se creó, a través de un expediente, el Destacamento de Vigilancia y Seguridad de la Gobernación Marítima de Tierra del Fuego con asiento en Ushuaia y una organización correspondiente a un Batallón.
En 1947, al momento de trasladarse el BIM5 Escuela a los cuarteles de Río Grande, cerca de novecientos efectivos irrumpieron en la vida de una pequeña comunidad, conformada por unas 2.240 personas, en su mayoría de origen chileno y con un fuerte relicto europeo perteneciente a la primera corriente de colonización.
La llegada de esta unidad de combate a un pueblo chico y desmadrado, significó la presencia soberana del pabellón nacional portado con espíritu patriótico por los hombres de la Armada. Pero lo que motivó aún más la estrecha relación que se estableció entre civiles y militares, fue la integración efectiva de ambos componentes de la sociedad ante una causa común basada en: lo inhóspito del clima, el aislamiento geográfico y la distancia que la separaba de los grandes centros urbanos.
El BIM 5 fue todo o casi todo, en la vida de aquellos lugareños. Reforzó sustancialmente, con sus profesionales médicos, la precaria asistencia sanitaria que en aquel momento ofrecía el Ministerio de Salud Pública, que brindaba además atención odontológica, sala de rayos y laboratorio bioquímico, cuando se los requería.
Asistió a la comunidad en sus necesidades más elementales, como la provisión de agua potable, leña y energía eléctrica, cuando los distintos servicios de distribución domiciliaria aún no se habían concretado. Obviamente, el comercio local no poseía la envergadura suficiente como para abastecer a un cliente que representaba el 50% de la población establecida. Por lo tanto, el BIM5 tuvo que encarar la producción de alimentos para el personal y sus familias. Así tomaron cuerpo el invernáculo, la granja, el tambo y la panadería, cuyos excedentes se distribuían en el pueblo a modo de promoción asistencial.
Hasta tanto se creó el cuerpo de Bomberos (1962), esta unidad naval fue la que concurrió, con sus hombres y medios propios, a combatir los frecuentes incendios que se producían ante el delicado equilibrio que surgía de la contraposición entre la arquitectura típica de madera y las abundantes fuentes de calor que se necesitaban para contrarrestar el frío imperante en la región.
Por otro lado, el Plan de Acción Comunal formaba parte del compromiso del personal militar para con la sociedad civil. Éste implicaba su colaboración activa en obras de ingeniería vial, limpieza de terreno, trazado de calles y caminos, tareas municipales, entre otras.
En el año 1953 cambió su organización y se lo denominó Batallón de Infantería de Marina N° 5.