Política

“No sabemos todavía qué va a pasar”

RIO GRANDE.- El concejal por el bloque Frente de Todos, Walter Abregú, habló sobre la situación en la ciudad, las medidas implementadas, y el comportamiento de la comunidad durante los más de sesenta días de aislamiento. “La verdad es que no sabemos todavía qué va a pasar, si estamos al comienzo a la mitad, en la finalización. Es un virus nuevo desconocido, que fue teniendo repercusiones distintas en todos países por los que pasó”, comenzó diciendo.

Walter Abregú, concejal por el Frente de Todos.

El COVID-19, a diferencia de otros virus que se manifestaron en años anteriores, tiene la característica de ser de una propagación rápida y prácticamente incontenible: “Primero, pasó en los países asiáticos, después Europa, con todas las consecuencias que aún se están viviendo. La verdad que nosotros en el hemisferio sur lo recibimos primero en una época donde aún teníamos la presencia del sol. Porque sabemos que a este virus lo favorecen las bajas temperaturas”, recordó Abregú.
El médico, recalcó además, que es muy necesario que la comunidad tenga en cuenta que es justamente durante la época invernal que comienzan a manifestarse las infecciones respiratorias altas y bajas: “Es en esta época que se presentan las influenzas, y la coexistencia de ambas situaciones en caso que puedan aparecer casos de coronavirus puede llegar a complicar la situación de salud en general. El objetivo sigue siendo no colapsar el sistema sanitario, porque sabemos que no es altamente letal salvo en pacientes adultos mayores, pero sí de fácil contagio”, indicó el profesional.
“Hay que persistir en el distanciamiento social, el lavado de manos con agua y jabón, el uso de alcohol en gel, el uso correcto de tapabocas, es fundamental”, agregó.
Además, el Concejal, recordó que fue sancionado en Río Grande el uso obligatorio de tapabocas; y explicó por qué no establecieron sanciones o multas por su incumplimiento: “No habrá sanciones por parte del Estado, pero sí los espacios podrán ejercer el derecho de admisión y permanencia con las personas que no usen tapaboca. De todos modos, si uno ve a la gente que tiene que salir a la calle, es necesario felicitarles. Porque han cumplido con los protocolos implementados. Los locales comerciales presentaron sus propios protocolos, exponen la cartelería indicando que es obligatorio el uso de mascarillas. Toda la gente que debió salir porque reanudó su actividad, se los ve con los tapabocas”, reconoció.
Abregú volvió a explicar: “Se recomienda el uso obligatorio de estos elementos, porque cubren nariz, boca y mentón. Pueden ser mascarillas, tapaboca, barbijo, o elementos de producción casera, sobre todo para los lugares públicos y privados en que las actividades comienzan a reabrirse. Hay que tener en cuenta además de lo preocupados que estamos todos por el COVID-19, hay otras necesidades. Las apendicitis, las quebraduras de hueso, las cesáreas, todas esas cosas siguen ocurriendo. Hace unos días el ámbito privado de la Salud comenzó también a retomar la actividad”, indicó.
El Dr. Abregú informó, además, que se generará un programa desde la Secretaría de Salud del Municipio y el sector de Prensa: “Esto va a consistir en la entrega de folletería en la vía pública, colocación de cartelería, spots publicitarios en cuanto al uso del tapaboca. Entonces en la ordenanza se contempla no sólo el uso del tapaboca, sino la difusión sobre la correcta utilización, el lavado y la reutilización del tapaboca; y no una sanción pecuniaria”.
En cuanto a la importancia de esta medida, indicó que es importante debido a que puede disminuir la manifestación de infecciones respiratorias de tipo estacional, que quedan en el aire, en el ambiente.
De todos modos, y a pesar de todas las medidas y la paulatina reactivación de algunas actividades, Abregú recalcó la importancia de quedarse en casa: “No hay que dejar de lado todo lo que se hizo atrás. Aunque realmente hay que felicitar a toda la comunidad de Río Grande por la concientización comunitaria que ha tenido”, dijo.
“Yo realmente espero que después del COVID-19, haya un cambio en los hábitos, en las medidas que tomamos para prevenir todas las demás infecciones. Además del tapaboca, el tema del mate, del lavado de manos. Cosas que ayuden a disminuir las neumonías, las bronqueolitis, otras afecciones que suelen tener un alto costo sanitario. Podés empezar con una gripe, que se complica en una neumonía y te puede matar; o tiene la capacidad de ocuparte muchas más camas de hospital”, expresó.
“Hay que tener un poco mas de paciencia, venimos “haciendo bien los deberes”, es importante continuar con estas medidas. También es importante la flexibilización en la medida que lo determinen los organismos nacionales, el Gobierno de la provincia también a través del COE. Mientras se respete el distanciamiento y todas las medidas, seguramente vamos a seguir en la misma línea de no tener contagios, o menos casos positivos, y evitaríamos las complicaciones que conlleven al colapso del sistema hospitalario y privado”, concluyó.