Política

Histórico: Sesiones virtuales en el Congreso

Está todo listo para poner en marcha la nueva modalidad adoptada ante la pandemia de COVID-19, que marcará un hito en la historia del Congreso de la Nación por ser la primera sesión “virtual”.

El Congreso de la Nación por partida doble en el Senado y Diputados realizan sus sesiones virtuales.

BUENOS AIRES (NA).- El Senado celebrará hoy por primera vez una sesión por videoconferencia para convalidar los decretos firmados por el presidente Alberto Fernández en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus y hay expectativa por el debut del nuevo sistema.
La sesión pública especial fue convocada para las 14:00 por la presidenta de la Cámara alta, Cristina Fernández, quien estará presente en el recinto junto a los secretarios parlamentarios mientras que los senadores se conectarán desde distintos puntos del país.
No obstante, fuentes parlamentarias consultadas por NA remarcaron que es probable que cada votación conlleve una demora, debido a la necesidad de “loguearse” en el sistema antes de cada una, algo que generó algunos inconvenientes en el ensayo del pasado lunes.
Los senadores se conectarán desde organismos públicos de sus respectivas provincias o desde sus domicilios, donde un oficial del RENAPER se encargará de validar la identidad de cada uno para el quórum.
Una vez realizada la identificación, los senadores deberán a ingresar a un “link seguro” y completar los campos con su DNI y el código de validación que les otorgue el agente del RENAPER, para pasar a otra instancia de validación y finalmente acceder a la videoconferencia.
Tras el debate, los legisladores tendrán que accionar un botón para dar quórum para la votación -como ocurre en las sesiones presenciales- y luego votar con las opciones afirmativo, negativo y abstención, pudiendo repetir el voto a viva voz en caso de que se produzca un error.
Cristina Kirchner, el secretario parlamentario, Marcelo Fuentes, y el prosecretario parlamentario, Juan Tunessi, serán los únicos presentes físicamente en el recinto, donde una pantalla de led proyectará la imagen de todos los legisladores.
También estarán en el Palacio Legislativo la presidenta provisional de la Cámara, Claudia Ledesma (Frente de Todos) y los vicepresidentes Martín Lousteau y Laura Rodríguez Machado (Juntos por el Cambio), aunque se conectarán desde sus despachos y solo ingresarían al recinto en caso de tener que reemplazar a quien presida la sesión.
El tiempo máximo establecido para la sesión -debido a cuestiones técnicas- es de seis horas y el tiempo para el debate será asignado proporcionalmente a cada bloque, que a su vez lo repartirá entre sus legisladores.
Según el decreto parlamentario que estableció por el que se estableció la nueva modalidad, deberán reservarse al menos 30 minutos para la votación, aunque según las fuentes consultadas esto podría demorar bastante más, lo que también dependerá del orden que se defina para la votación.
El primer punto del temario será, precisamente, la aprobación del decreto parlamentario que establece la realización de sesiones en carácter remoto de modo excepcional por el plazo de 60 días, y luego se tratarán 20 decretos de necesidad y urgencia (DNU) firmados por el Presidente en el marco de la pandemia.
En este sentido, la presidencia del Senado deberá determinar si los DNU -que deben ser convalidados por al menos una Cámara del Congreso- se votarán todos juntos o por separado, lo cual también dependerá de si hay o no objeciones a algunos de ellos.
Entre los DNU que se tratarán se encuentra el que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la prohibición del ingreso al país por parte de extranjeros y no residentes, así como los decretos que prorrogaron esas medidas.
También los decretos que establecieron la prohibición de la suspensión de los servicios de luz, gas, agua, telefonía, internet y televisión por parte de las prestadora; el congelamiento de las cuotas de créditos hipotecarios; la prohibición de despidos y la creación del programa de asistencia para empleadores, entre otros.
En Diputados, estará en el recinto el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, junto a los jefes de los distintos bloques y un total de 46 diputados, al tiempo que el resto de los legisladores intervendrán en la sesión de forma remota.
Al igual que en el Senado, se acordó un temario de consenso para que la primera sesión virtual no esté salpicada de tensiones que manchen lo que marcará un hito en la historia del Congreso.
En este caso sólo se tratarán dos proyectos sobre tablas: la exención del Impuesto a las Ganancias para el personal de salud y de seguridad por las horas extra y guardias obligatorias que realicen durante la emergencia por COVID-19, y otra iniciativa para que tengan garantizados los materiales de protección necesaria para trabajar durante la pandemia.
Sin embargo, se estima que la sesión tendrá una duración aproximada de cuatro horas porque al tiempo específico de debate de estos dos proyectos se añadirá la aprobación del protocolo para sesiones remotas; la aceptación de la renuncia de los diputados Elisa Carrió, Daniel Scioli y Andrés Larroque y el juramento de sus reemplazantes, una manifestación política de los bloques, y los discursos de cierre a cargo de los presidentes de las bancadas.