Política

Expectativas por la ley de emergencia

Legisladores realizarán hoy la primera sesión ordinaria del año, en medio de la pandemia COVID-19. El asunto que más expectativa despierta es el que tiene por objetivo otorgar al Ejecutivo autorizar a contar con fuentes financieras de hasta 5 mil millones de pesos.

La Legislatura trata hoy el proyecto de emergencia.

USHUAIA.- La Legislatura realiza hoy su primera sesión ordinaria del año, en medio de estrictas medidas de seguridad sanitaria en medio de la pandemia COVID-19; donde el proyecto que más interés despierta para el Gobierno es la aprobación del proyecto de declaración de emergencia económica, fiscal, financiera, administrativa y social en la provincia por el plazo de 12 meses.
El asunto que impulsa el Poder Ejecutivo tiene la finalidad de contar con fuentes de financiamiento de hasta 5 mil millones de pesos, que serán volcados a capitalizar al Banco de Tierra del Fuego y a la instrumentación de préstamos no bancarios destinados al sector privado, para auxiliarlos durante la salida administrada de la cuarentena.
Durante el maratónico plenario que se llevó adelante el pasado martes, con la presencia de ministros del Gobierno, los legisladores de la oposición no quedaron para nada satisfechos con las poco precisas definiciones respecto a la manera en que se van a distribuir los 2 mil millones de pesos, provenientes del Bono TFU27, que será para instrumentar el programa PROGRESO.
En cuanto a la posibilidad de asumir un nuevo endeudamiento de 3 mil millones de pesos, a los legisladores les quedó en claro que sería el Gobierno nacional el que estaría dispuesto a brindar un empréstito por ese monto; pero es clave contar con autorización legislativa para poder instrumentar esa fuente de financiamiento, sobre todo para condicionar la devolución del mismo.

Puntos principales
De ser aprobado el texto como lo envió el gobernador Gustavo Melella, el asunto autoriza al Poder Ejecutivo a implementar políticas de prevención, asistencia y promoción sanitaria, social y económica por medio de la entidad y organismos que conforman el sector público provincial, financiándose con recursos obtenidos de la operatoria con bonos por hasta el importe de 2 mil millones de pesos.
De esta forma se buscan reorientar los recursos obtenidos por la emisión del Título TFU27 más sus resultados financieros, hacia la implementación de políticas que contribuyan a sostener los distintos agentes de la sociedad fueguina, a través del BTF.
Los recursos se asignarán a través del Programa de Recuperación Económica y Social (PROGRESO), cuyo objetivo será promover acciones que coadyuven a retornar a un sendero de incremento de la actividad económica y contribuyan al sostenimiento del empleo, a fin de evitar una profundización del impacto negativo que la pandemia del virus COVID-19 ha tenido sobre la economía local.
Se autoriza al Poder Ejecutivo a realizar aportes de capital al Banco Tierra del Fuego, a la implementación de créditos no bancarios, a la ejecución de obras esenciales y a la realización de trabajos públicos intensivos en mano de obra local.
PROGRESO estará destinado a los micros, pequeñas y medianas empresas, comercios y productores, constituidos como personas jurídicas o humanas, a los trabajadores autónomos o monotributistas no registrados como empleadores y sin relación laboral de dependencia pública o privada; quedando comprendidas dentro de dicha fracción aquellos que no puedan ser sujetos de crédito en el circuito bancario local.
Las asistencias financieras para los que no puedan ser sujetos de créditos en el circuito bancario local serán definidas por el Ministerio de Producción y Ambiente; las que serán otorgadas a través de un trámite sencillo, en aras de la simplicidad administrativa, la economía y la eficacia.