Política

Barril de crudo a 45 dólares

El establecimiento del barril criollo de petróleo a 45 dólares oficiará como un salvavidas para cuatro provincias productoras que están muy complicadas por la caída de ingresos y deben afrontar vencimientos de deuda.

Tierra del Fuego una de las provincias que respira alivio ante el precio del “Barril Criollo”.

BUENOS AIRES (NA).- Por vía de regalías, el barril criollo y el aumento de la producción mejorarán los ingresos de Chubut, Tierra del Fuego, Mendoza y Río Negro, las cuatro con nota de deuda “Ca negativo”, según la agencia estadounidense Moody s.
Esas jurisdicciones reciben regalías calculadas como porcentaje de la producción comercializada de petróleo y gas, valorada al precio de boca de pozo.
Las provincias productoras de petróleo en la Argentina obtienen una parte relativamente alta de sus ingresos de regalías de hidrocarburos, señaló la calificadora.
Al aislar los precios internos del crudo de los precios internacionales, que actualmente están por debajo de promedio histórico, el Gobierno apoyará los ingresos por regalías de las provincias.
La medida, que será válida hasta fin de año, será revisada cada tres meses por el Subsecretario de hidrocarburos.
Además, si el precio del crudo Brent es superior a 45 dólares por barril durante más de diez días consecutivos, el precio de referencia nacional fijo será suspendido.
Provincias productoras como Chubut y Tierra del Fuego dependen en gran medida de las regalías porque este flujo de ingresos sirve como garantía para sus deudas internacionales en moneda extranjera.
Las regalías se pagan en moneda local al tipo de cambio de venta del dólar estadounidense, que proporciona una cobertura natural a la deuda denominada en dólares estadounidenses de las provincias.
En el contexto actual de depreciación significativa de la moneda, las coberturas de moneda extranjera son una consideración crediticia sustancial.
Chubut y Tierra del Fuego ya habían tensado sus posiciones de liquidez y mostraban métricas financieras débiles antes de la caída de los precios del petróleo.
Por lo tanto, un mayor deterioro de los flujos de efectivo de las regalías tiene graves efectos negativos en la calidad crediticia de estas provincias.