Política

Cayó la bolsa porteña

El avance del coronavirus, que podría afectar la economía global, y la baja del precio del petróleo, condicionaron la operatoria en los principales mercados del mundo, principalmente Wall Street y el Bovespa Paulista, dos plazas de referencia para la Bolsa local.

El riesgo país llegó a superar durante la jornada la barrera de los 2.800 puntos y alcanzó su pico más alto desde 2005.

BUENOS AIRES (NA).- El shock financiero que sacudió a los mercados mundiales arrastró también a la Bolsa de Comercio porteño con una brusca caída del 13,75% en los papeles líderes, mientras que el riesgo país se disparó hasta los 2.791 puntos, un nivel que no se registraba desde 2005.
Las acciones líderes en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cayeron 13,7%, la pérdida más fuerte en el mundo, y el indicador Merval retrocedió hasta los 30.379,9 puntos.
Los papeles de la petrolera nacional YPF sufrieron un derrumbe de 23,8%, en consonancia con el contexto internacional de desplome del valor del crudo que Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo no pudieron contener.
El mismo panorama se repitió con las acciones argentinas en Wall Street que cayeron casi 30% al disminuir la cotización de YPF y Tenaris en 27% y 21,7%, respectivamente.
En Wall Street, el índice industrial Dow Jones enfrentó un derrumbe del 7,8% y el tecnológico Nasdad perdió 6,8%, mientras que el Bovespa Paulista se hundió 12,1%.
El desplome también afectó a los papeles de Comercial del Plata que cerró con un retroceso del 17%, seguido por Banco Macro, 16%; Grupo Galicia, 15,9%; Transportadora Gas del Norte, 14,8%; Banco Supervielle, 14,6%; BBVA, 14,5% y Central Puerto, 14,26%.
Siguieron en la línea de descensos las acciones de Transportadora Gas del Sur, 13,9%; Pampa Energía, 13,3%; Edenor, 12,9%; Ternium, 12,5% y Cablevisión, 12,2%.
Por su parte, Aluar y Grupo Valores, 9%; Holcim, 8,7%; Transener, 7,9%; Cresud, 7,8% y Bolsas y Mercados, 6,7%, mantuvieron su baja en una sola cifra, mientras que Telecom cayó sólo 1,8%.
Sin embargo, el indicador cerró en 2.791, por encima de los 2.532 que había alcanzado a fines de agosto de 2019, luego de las primarias.
Los bonos de la deuda argentina registraron pérdidas que llegaron hasta el 6%, pese a que el Gobierno pudo colocar deuda por 16.400 millones de pesos, a tasas más bajas.