Actualidad

Elaboran protocolo por ocupaciones ilegales

El secretario de Gobierno, Pablo García, se refirió a la presentación de un proyecto para el Concejo apruebe un protocolo y dar respuesta integral en casos de ocupaciones ilegales como el detectado el fin de semana, en Andorra.

USHUAIA.- Tras los graves incidentes que sucedieron el domingo por la noche, en la zona del Valle de Andorra, a partir de nuevas ocupaciones irregulares que fueron desalojadas por la fuerza pública y que culminaron con varios efectivos policiales heridos; la Municipalidad anunció la puesta en marcha de un protocolo para dar una respuesta integral y conjunta a las usurpaciones
El pasado fin de semana, al ser advertida la presencia de construcciones precarias en la zona de Barba de Viejo, personal de la Subsecretaría de Desarrollo Territorial y Hábitat intervino en el lugar e intimaron a estas personas a que desalojaran un área que se encuentra prohibida para realizar edificaciones.
Sin embargo, al proceder al desarme de las casillas por personal de la citada área, los usurpadores se resistieron y comenzaron a agredir a la policía con todo tipo de elementos contundentes, arrojando piedras, botellazos y otros. Varios de los individuos que habrían perpetrado los incidentes contra la autoridad quedaron a disposición de la Justicia, por resistencia a la autoridad, atentado y lesiones

Protocolo
Ayer, el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Pablo García se refirió a los incidentes y dijo que “el trabajo se llevó adelante junto con la Policía quienes realizaron un trabajo muy importante, por lo cual agradecemos a la fuerza. Desde la Municipalidad se venía haciendo un relevamiento previo con la secretaría de Hábitat y las áreas de Desarrollo Social para constatar la situación de los ocupantes y poder brindar alternativas a esta ocupación ilegal, ya que no están dadas las condiciones en esa zona, por la falta de servicios básico como agua, cloaca y gas”
García destacó que “la ciudad necesita una respuesta integral y conjunta entre todas las áreas involucradas para poder hacer frente a estas ocupaciones irregulares, que lo único que logran es demorar el proceso de regularización en marcha”.
El titular de Gobierno indicó que “necesitamos una hoja de ruta que surja del consenso de todas las partes y defina claramente un protocolo de acciones para evitar que se sigan dando este tipo de situaciones. Por eso, vamos a elevar un proyecto al Concejo Deliberante y lo someteremos también al consenso con el Poder Judicial y con el Gobierno”.
En lo inmediato, la Municipalidad dispondrá de un refuerzo en materia de seguridad en la zona, con mayores controles en el territorio para evitar nuevas intrusiones, junto con todo el trabajo que viene llevando adelante Desarrollo Social.

Una de las casillas precarias.