Actualidad

El padre de Nicolás Duarte Luna espera resultados del ADN para la próxima semana

RIO GRANDE.- Carlos Duarte aún aguarda la respuesta judicial que confirme que los restos encontrados -en noviembre- en el cerro Michi son los de su hijo, para darles cristiana sepultura.

En ese sentido, ayer por la mañana mantuvo un encuentro con el juez de la causa el Dr. Daniel Cesari: “Vine porque estamos en los plazos que nos indicó el juez, pero recién el cuerpo de antropología forense llegó el 19 de diciembre y envió la muestra a Buenos Aires, pero estamos aún dentro de los plazos para tener la confirmación”, dijo.

“Calculamos que es inminente, para la semana que viene tendríamos la confirmación del ADN porque el estudio antropológico ya confirmó que es un joven varón y adulto. Ahora esperamos la confirmación de ADN y cerrar esta historia tan trágica, si se confirma que es Nicolás”, agregó.

Carlos Nicolás Duarte Luna de 30 años, desapareció el 30 de abril del 2019 en Tolhuin y sus aparentes restos fueron encontrados en estado esquelético el 10 de noviembre último en la zona del cerro Michi.

Carlos recordó que su hijo llegó en diciembre del 2018 a Tierra del Fuego: “Vino porque era músico, vino a tocar la guitarra a algunos pubs, evidentemente no le fue bien, se comunicó con nosotros y entró en una situación económica complicada. Hablaba que le gustaba mucho, que este era su lugar en el mundo. Nos contaba del lugar, no se quería ir, pero cuando comenzó a hablar de los problemas económicos estuvimos preparando para venir a buscarlo, pero no nos dio tiempo a llegar”, dijo su padre, agregando que “estaba depresivo”.

“Supimos que estuvo acá en Río Grande y se fue caminando a Tolhuin llegando muy débil y esta gente le dio lugar en su casa y esta gente le pidió que se buscara lugar porque ellos se tenían que ir de la Isla, lo que efectivamente pasó, y esa tarde decidió salir al cerro con unos perros y no se supo más”.

Sobre la causa de la muerte expresó que la Justicia ya confirmó, “no hubo rastros que haya sido violentado, ni golpes”, dijo, agregando sobre el motivo de la caminata, “no sabemos si salió a caminar producto del estado de depresión, para pasear y se perdió lo agarró la helada, o si a través del cerro buscó pasar para volver a Río Grande, eso no lo sabemos”, dijo finalmente su padre.

Duarte permanecerá en la provincia hasta obtener la confirmación judicial de la identidad de su hijo, señalando que dará a sus restos sepultura en la misma localidad de Tolhuin, el lugar que Nicolás había elegido, muy lejos de su Berisso natal.

El padre del joven espera aún una respuesta judicial que confirme el cierre de un capítulo doloroso en la vida de esta familia.