Actualidad

Aprobaron Estudio de Impacto Arqueológico para el proyecto de urbanización del barrio Altos del Susana

En noviembre, la Secretaría de Cultura de la provincia dio por concluido el trámite administrativo, tras no haberse detectado objetos aislados ni sitios arqueológicos en el sitio donde el Banco Tierra del Fuego construirá un barrio residencial.

USHUAIA.- La Secretaría de Cultura habilitó al Banco Tierra del Fuego para avanzar en el proyecto de urbanización “Altos del Susana”, tras no detectarse objetos aislados ni sitios arqueológicos sobre el terreno a urbanizar, ubicado en la costa del canal Beagle.

La resolución que lleva la firma de Gonzalo Zamora, fue publicada en el Boletín oficial esta semana e indica que a partir de ahora, “el Banco Tierra del Fuego deberá garantizar la presencia de profesionales a fin de llevar adelante tareas de investigación con el fin de detectar eventuales hallazgos durante el avance de la obra”.

La aprobación se basa en un informe que lleva la firma de los Licenciados Ernesto Piana y Lucas Turnes, presentado a solicitud del Banco Tierra del Fuego debido a su proyecto de urbanización en los macizos 19-20 y 21 y la parcela 59 del macizo 24, así como en zonas destinadas a la apertura de calles.

“En el área analizada en el presente trabajo no se detectaron yacimientos arqueológicos ni objetos aislados y por lo tanto no existe impedimento alguno de los previstos por la ley provincial N°370 para el inicio de las obras, sin embargo, la autoridad de aplicación jurisdiccional puede realizar inspecciones periódicas para verificar la presencia de hallazgos que no hubiesen sido detectados durante este estudio de impacto arqueológico”, señala el informe.

El estudio comprendió una inspección superficial y subsuperficial de carácter intensivo y sistemático en toda el área de cobertura y abarca una superficie de 4,5 ha. con el fin de tener conocimiento sobre los eventuales bienes del patrimonio cultural protegidos y establecer el procedimiento para protección y/o recuperación antes de la implementación del proyecto.

Según indica el informe técnico, “el estudio de impacto arqueológico más próximo al área de estudio, se realizó en el Sector II de la Urbanización Río Pipo. Durante el estudio de impacto, se relevó una superficie de 31.8 ha y no se hallaron yacimientos ni objetos arqueológicos”.

Y agrega: “esta información es relevante, ya que genera expectativas respecto a la ausencia o baja densidad de ocupaciones humanas en el área en estudio”

En agosto del año pasado, cuando se realizó la audiencia pública correspondiente a esta obra, las autoridades municipales admitieron que debieron realizar muchas modificaciones al proyecto original, permitiendo que se urbanizara sólo una parte de todo lo que se pretendía y que se logró hacer una calle de acceso público que costee el canal, dejando además, un importante sector de bosque protegido.

El Monte Susana se convirtió en un lugar muy codiciado para la actividad inmobiliaria, porque tiene una de las mejores vistas y es parte del paisaje de la ciudad. En los últimos cuatro años, avanzaron muchas urbanizaciones privadas transformando la imagen del lugar por los desmontes.

Además, en ese sector, el Estado provincial urbanizó y adjudicó viviendas sociales para profesionales de la salud pública, que también obligó a desmontar el terreno para la apertura de calles y construcción de las propiedades.

En el sector de Altos del Susana no se detectaron objetos aislados ni sitios arqueológicos