Actualidad

Un mensaje que deja huella

Guardianes del Ambiente: Son jóvenes con distintas discapacidades que se unieron para enseñar a separar en origen los residuos domiciliarios y colaborar en todas las campañas de limpieza y concientización que se realizan en Ushuaia.

Las charlas en las escuelas reforzaron la autoestima de los chicos y les permitieron tener un trabajo.

USHUAIA.- Desde 2018 los Guardianes del Ambiente realizan un trabajo silencioso enseñando, a quien quiera aprender, a separar en origen los residuos domiciliarios y convirtiendo los orgánicos en compost para las plantas. Sus charlas en las escuelas abrieron el camino para que varias instituciones iniciaran programas de reciclado y huertas orgánicas con los alumnos.
“Guardianes del Ambiente” es un grupo de promotores de Buenas Prácticas Ambientales, conformado por jóvenes con discapacidad de entre 21 y 28 años que fueron formados para multiplicar sus conocimientos acerca de separación de residuos y reutilización de los mismos en gestión responsable, y funciona como un programa de voluntariado.
En abril de este año finalizaron un convenio con la empresa Newsan mediante el cual realizaron el tratamiento de los residuos orgánicos de la planta industrial. Después de seis meses de controlar y cuidar el compost, con la ayuda del INTA lo mezclaron con turba y produjeron plantines para regalar a todos los empleados de la fábrica que habían reciclado.
“El proceso con Newsan culminó por razones conocidas”, explicó a El Sureño Viviana Borrego, coordinadora del grupo. “Lamentablemente, fue un año muy duro económicamente para todos y la fábrica no pudo seguir colaborando con la ayuda que brindaba”.

Fraccionando compost producido en casa.

Además de la producción de compost, los Guardianes iban a las escuelas a dar charlas y capacitaciones. “Ellos tenían una especie de beca y gracias a eso realizaban la tarea de difusión en las escuelas y yendo a reciclar a Newsan”, indica Viviana.
Como era de esperar, el trabajo en las escuelas reforzó mucho la autoestima de los chicos y les permitió llevar un mensaje que los alumnos recibían con mucho interés. Para Borrego, “más allá de la tarea de concientizar sobre la separación en origen, este programa les permitió tener la oportunidad de un trabajo haciendo lo que saben hacer y demostrar que pueden tomar responsabilidades y hacer lo que se les enseña”.
Los Guardianes del Ambiente buscan ayudar a hacer un uso más eficiente de los recursos de la oficina, la escuela y el hogar y tener mejores prácticas relativas a la gestión de residuos. Ellos saben que cuantos menos residuos se generan y menos recursos materiales se utilizan, menor será el impacto en el ambiente y que esto no sólo redundará en beneficios ambientales, sino también en ahorro económico porque se reducirán costos de los recursos malgastados.
“Ahora estamos a la espera de que la Municipalidad tome este programa y alguno de ellos pase a trabajar allí, haciendo lo mismo que en Newsan pero en una institución del Estado”. Mientras tanto, su voluntariado los lleva siempre a estar presentes en las campañas de limpieza que realiza la ONG A Limpiar Ushuaia y en las juntadas solidarias de la Fundación Garrahan.
El desafío para 2020 es encontrar un trabajo rentado para estos chicos que están en condiciones de trabajar y además tienen muchas ganas. “Nos falta una empresa voluntaria que esté dispuesta a darles una oportunidad. En este momento hay 7 Guardianes que se encuentran operativos al cien por ciento. De esos 7, hay 4 cuatro que están dispuestos al desafío de un trabajo con una jornada laboral real. Algunos cobran pensión por discapacidad y otros no y los que reciben una pensión, prefieren renunciar a ella para tener un trabajo”, explicó Viviana.
Mientras esa oportunidad aparece, los Guardianes no pierden el tiempo ni la motivación y haciendo uso de su experiencia, el viernes se pusieron a fraccionar 50 kilos de compost producidos en la casa de uno de ellos para vender a quienes quieran renovar la tierra de sus macetas o producir más plantines.
“Estamos cerrando el año con el fraccionamiento de un compost que hicimos con los residuos orgánicos de nuestras casas, aprovechando las lombrices que nos quedaron del proyecto con Newsan y lo estamos vendiendo”. Quienes quieran hacer su pedido, pueden llamar al 02901-15617655.