Sociedad

“Malvinas en clave de DDHH…”

En el marco del abordaje académico de la Cuestión Malvinas, la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur (UNTDF) llevó a cabo en el Campus Río Grande la charla abierta a la comunidad: “Malvinas en clave de DDHH. La causa que investiga las torturas a los soldados”, la misma estuvo a cargo de representantes del Centro Excombatientes Islas Malvinas – La Plata (CECIM) y exsoldados combatientes que residen en la provincia.

Fue en el marco de las primeras indagatorias a exmilitares acusados de violar los derechos humanos en la Guerra de Malvinas.

RÍO GRANDE.- La charla estuvo enmarcada en los hechos sucedidos la semana pasada, cuando en el Juzgado Federal de Río Grande se realizaron las primeras cuatro indagatorias a exmilitares acusados de haber cometido actos de torturas hacia soldados de su propia tropa durante la Guerra de Malvinas. En este contexto, los miembros del CECIM, Ernesto Alonso y Jerónimo Guerrero Iraola -secretario de Derechos Humanos y abogado respectivamente-, junto al exsoldado denunciante Pedro Morales y su par, responsable del abordaje académico en esta Universidad, Daniel Guzmán, disertaron en una la charla abierta en la UNTDF.
“El objetivo de esta charla fue darle continuidad al abordaje académico de la Cuestión Malvinas en la Universidad, una institución muy comprometida con la defensa de los derechos humanos. En esta oportunidad expusimos sobre la causa que investiga las violaciones a los derechos humanos de exsoldados que estuvieron en Malvinas” sostuvo Daniel Guzmán.
“Los cuatro primeros militares acusados que abrieron el proceso judicial federal rechazaron las imputaciones y se negaron a declarar; asimismo unos 120 soldados declararon haber sido testigos o sufrido estaqueamientos, vejaciones, violaciones, muerte por inanición y otros actos denigrantes contra la integridad humana”, detalló el excombatiente.
En ese sentido, para el CECIM “se trató de un paso más en la reconstrucción de la verdad, a 37 años de la guerra y a 12 años desde que se comenzaron a denunciar estos hechos. Este es el primer paso, pero confiamos en la verdad, la memoria y la justicia de esta causa” destacó Ernesto Alonso.