Política

Gobierno evalúa pagar bono de fin de año

La administración de Gustavo Melella trabaja en los detalles con el fin de entregar a los trabajadores estatales, pasivos y beneficiarios de planes sociales, un bono de fin de año. Desde el Gobierno entienden que es fundamental poder brindar una ayuda económica que tienda a hacerle frente a la inflación y la crisis económica. La mayor limitante es la situación de emergencia que vive Tierra del Fuego.

Los equipos técnicos de Gustavo Melella trabajan para definir el monto y la fecha de pago del posible bono de fin de año.

RIO GRANDE.- En medio de una crisis económica y ante la inminente declaración emergencia económica financiera asistencial, sanitaria y edilicia, el gobierno de Gustavo Melella trabaja a contra reloj a fin de poder brindar una ayuda económica tanto para beneficiarios de planes sociales como para trabajadores de la administración central y jubilados provinciales.
Si bien los números son acotados, la intención sería brindar una ayuda económica para los sectores más golpeados de la economía fueguina y el mismo tendría un principio de equidad económica de acuerdo a los beneficios y salarios.
A menos de una semana de asumir el gobierno de la provincia, Melella analiza por estas horas la posibilidad concreta de entregar un bono de fin de año que signifique un alivio para los presupuestos familiares más castigados por la crisis.
La iniciativa -cuyos detalles como montos y otras características están en pleno análisis por los equipos técnicos- alcanzaría tanto a beneficiarios de planes sociales como a trabajadores del Estado y pasivos. El objetivo es poder acompañar y dar una ayuda concreta a las miles de familias que sufren el mayor impacto de la crisis económica y social.
Si bien desde el primer minuto, el equipo de trabajo y el propio Gustavo Melella ha puesto de manifiesto el complicado cuadro por el que atraviesan las finanzas provinciales, la prioridad de la gestión apunta a acompañar con una ayuda concreta a miles de familias fueguinas que hoy enfrentan una situación delicada debido a la pérdida de puestos de trabajo y a la caída del poder adquisitivo frente a la inflación descontrolada de los últimos años.
Asimismo, y en el mismo sentido, ya se iniciaron los contactos con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que conduce Daniel Arroyo. La intención es comenzar a delinear acciones conjuntas que permitan ir en auxilio de los más castigados. Ya se han llevado adelante los primeros encuentros y se han encarado las gestiones con la premura que la situación amerita.
En definitiva, y en virtud de la sensibilidad que imponen esta época cercana a las fiestas navideñas, los esfuerzos del gobierno provincial orientan su prioridad en favor de los más necesitados.
Finalmente, y en torno a un posible bono para los trabajadores del Estado provincial, la definición está ligada a los encuentros que tendrá el gobernador Gustavo Melella con los referentes sindicales en los próximos días.