Deportes

“El balance que hago es muy positivo”

El fueguino Santiago Schiavini ya vuela rumbo a la Argentina tras su primer semestre en Alemania donde fue figura del Neckarsulm, equipo de la Bundesliga 2, ubicándose tercero en la tabla. Volverá a suelo teutón para marzo del año que viene con la mirada puesta en seguir creciendo.

USHUAIA.- Surgido en el Ushuaia Rugby Club y con paso por Jockey de Córdoba, el futuro le vislumbró una parada técnica en Alemania al fueguino Santiago Schiavini, quien se sumó a las filas del Neckarsulm para afrontar la Bundesliga 2 del país germano.
“Si bien terminamos terceros en la tabla, el balance que hago es muy positivo, pude cumplir todas mis expectativas, disfrutar 3 meses recorriendo Europa y vivir en Alemania que es un país increíble, tiene mucho para enseñar sobre cómo el respeto es la base para que el sistema funcione”, comenzó explicando tras la caída del fin de semana por la última fecha de la primera rueda.
Y dijo que “fue un partido extraño, terminamos 41-45 remontando una diferencia de 20 puntos y al final casi lo ganamos. Nos quedamos muy contentos porque jugamos de igual a igual contra el puntero y candidato al ascenso (StuSta Freimann), aunque es una lástima que se nos escapó porque se nos complican las chances de entrar en los playoffs”.
Con ocho partidos disputados y una suma de 25 unidades, 14 menos que su rival del fin de semana -tiene un juego menos-, deberá esperar a la vuelta del campeonato prevista para el sábado 14 de marzo extendiéndose hasta el 13 de junio.
“La verdad es que me adapté muy bien, me dieron la responsabilidad de conducir al equipo y eso para mí fue todo un desafío porque no tenía idioma y como mi inglés era muy básico no sabía si iban a poder entenderme. Me ayudaron mucho y me hicieron sentir cómodo por lo que pude reencontrarme rápido con mi juego, disfrutar y hasta anotar lindos tries”, prosiguió.
Antes de concluir diciendo que “en 2020 ya tengo todo listo para volver y seguir disfrutando de la experiencia. La idea es retomar la kinesiología, que este mes la dejé un poco de lado y aprovechar para también formarme en lo que me estoy preparando más allá de disfrutar del rugby”.
Schiavini superó la primera mitad y le queda el desafío de ir en busca del acceso a playoffs para 2020.

Los nuevos mercados del rugby
Hans-Peter Wild es un multimillonario alemán de 76 años cuya fortuna la hizo con su empresa, la mayor fabricante de ingredientes naturales de sabor para productos alimenticios y bebidas. Abogado, hace un par de años su fortuna superaba los dos billones de euros. Retirado de su compañía, hace 10 años fundó la Wild Rugby Academy y años más tarde compró el Heidelberger RK, uno de los dos clubes profesionales que tiene el rugby alemán. Desde mayo de este año es el presidente del Stade Français, uno de los clubes más poderosos del mundo. “Mirá a Alemania”, dijo tiempo atrás Agustín Pichot. Pues bien, Alemania, el gigante del deporte, empezó, de a poco, a meterse en el rugby. Es uno de los que más ha progresado en Europa por afuera de los grandes y clásicos. Y Wild es uno de sus mecenas.
Otra potencia deportiva, tan futbolera, campeona mundial y no tradicional en el rugby como Alemania, también quiere apuntarse en la carrera ovalada. Se trata de Brasil, país al que los popes del rugby ven como la segunda cabecera de playa de América después de la Argentina. Es muy pronto para pensar que Alemania y Brasil pueden trepar siquiera a un segundo orden mundial del rugby, pero no hay que perderlos de vista.