Actualidad

Un lujo en el mar

Crucero “Greg Mortimer” inició sus viajes antárticos. La embarcación tiene capacidad para 120 plazas y el jueves zarpó en su viaje inaugural hacia la Antártida para regresar el 11 de noviembre. Durante la temporada tiene previstas 12 recaladas en el puerto local. A su llegada fue recibida por las autoridades provinciales.

La forma de la embarcación recuerda a la nariz del Concorde y gracias a ello el barco tiene mayor estabilidad.

USHUAIA.- La Dirección Provincial de Puertos dio la bienvenida oficial al crucero Greg Mortimer, una exclusiva embarcación diseñada para realizar viajes de aventura con pocos pasajeros pero con los lujos de los grandes buques. La nave zarpó de Ushuaia el jueves 31 de octubre y retornará al puerto el 11 de noviembre.
A su arribo a la ciudad proveniente del puerto de Buenos Aires, autoridades provinciales recorrieron la embarcación, hicieron entrega de obsequios y presenciaron una singular ceremonia para bautizar su primer viaje a la Antártida.
Los encargados del bautizo fueron los fundadores de la compañía Aurora Expeditions, Margaret y Greg Mortimer, quien dio nombre a la embarcación. Este explorador fue el primer australiano en escalar al Everest, el K2 y el Annapurna sin asistencia de oxígeno y tras dejar la escalada se dedicó a organizar viajes de lujo a la Antártida.
Junto a ellos, en este crucero inaugural viaja el premiado fotógrafo Scott Portelli y un equipo de historiadores, biólogos, naturalistas y guías que ofrecerán una experiencia distinta en la exploración turística del continente blanco.
El “Greg Mortimer” es un barco especialmente construido para navegar con condiciones climáticas extremas. Su diseño le confiere una estabilidad inédita en aguas agitadas, una solución para los viajeros que temen marearse.
La forma de la embarcación recuerda a la nariz del Concorde y gracias a ello el barco tiene mayor estabilidad, navega más rápido y reduce las emisiones porque consume menos combustible.
Estas condiciones se dan sobre todo en sitios con mar gruesa, o sea parajes de vientos y oleajes fuertes, como es el Cabo de Hornos, el Estrecho de Drake y las aguas que rodean a la Península Antártica.
Otro de los rasgos destacados de este nuevo crucero es que tiene cuatro lanzaderas desde donde salen los 15 zódiacs que permiten desembarcar o explorar de cerca la fauna marina.
De esta manera los 120 pasajeros en pocos minutos pueden estar a bordo de los botes neumáticos en camino a nuevas aventuras. Además, el barco tiene dos plataformas hidráulicas a los costados del casco, que permiten a los viajeros tener una vista sin obstáculos de los paisajes antárticos, así como de los pingüinos, los albatros, las ballenas y lobos marinos que se encuentran a la distancia.
Gracias a su diseño el Greg Mortimer no tiene necesidad de lanzar anclas al mar. Esta pequeña contribución con la sostenibilidad se suma a otras iniciativas a bordo como la filtración de la red de agua, el uso de elementos biodegradables para la limpieza a bordo, y platos preparados según normas ambientales.
La Antártida será su primer destino, pero finalizada la temporada antártica el Greg Mortimer pondrá rumbo a otras latitudes, como la costa de la Patagonia, Groenlandia, el archipiélago noruego de Svalbard y las tierras de Francisco José, en el Ártico.

Viaje millonario
El viaje inaugural es la travesía más larga y más cara que ofrece Aurora Expeditions. Tiene una duración total de 22 días y un precio superior al millón de pesos por persona. Incluye un recorrido por Georgia del Sur, Península Antártica y revive el viaje épico de Ernest Shackleton desde la isla Elefante. También están incluidos los pasajes aéreos desde y hacia nuestra ciudad, el alojamiento de una noche en hoteles antes del viaje y traslado al aeropuerto.
En el barco, los pasajeros disfrutan del alojamiento con todos los servicios en el camarote o suite elegida; excursiones diarias por la costa, caminatas guiadas, cruceros por el zódiac y algunas actividades. A bordo además, tienen incluido un programa de conferencias informativo y entretenido por un equipo de expertos.

Qué hacer en la Antártida
Durante la travesía, los viajeros podrán bucear en las aguas heladas, realizar trekking sobre esquís, escalar picos y caminar en raquetas sobre la nieve.
Una de las experiencias más audaces de este crucero inicial será repetir parte de la épica de Ernest Shackleton, cuyo barco quedó atrapado en los hielos antárticos. Sin sentir el rigor del explorador anglo-irlandés, los pasajeros del Greg Mortimer caminarán desde la Bahía del Rey Haakon a la estación ballenera de Stromness, atravesando las montañas de Georgia del Sur.
Los precios de los cruceros antárticos, oscilan entre los 10.500 y los 19.400 dólares y el barco tiene previstas 12 recaladas en el puerto local durante la temporada 2019/20, por lo que su presencia será permanente durante todo el verano.
Al retornar al Puerto de Ushuaia el 11 de noviembre próximo, el barco realizará un recambio de pasajeros. Antes, será puesto en condiciones y se aprovisionará para regresar al sector Antártico con un nuevo grupo de exploradores que arribará en avión a la ciudad para cumplir con su sueño blanco.