Policiales

Dos heridos de forma insólita

En uno de los hechos un peatón fue golpeado por unas correas metálicas que estaban cargadas en un flete. El otro caso, fue el de una mujer que resultó golpeada por un portón que se desplomó por efecto de las ráfagas de viento.

Un colectivo impactó contra correas cargadas sobre un camión, las que a su vez golpearon a un trabajador.

RIO GRANDE.- Los hechos ocurrieron en la accidentada tarde del martes en la que la primera emergencia fue laboral, cuando en un galpón de calle Finocchio 1489 se encontraba un camión fletero en su acceso vehicular, y dos hombres cargaban correas sobre el flete.
Las correas que miden 12 metros excedían largamente al propio vehículo, atravesando la vereda y llegando hasta la mitad de la calzada de Finocchio, por donde pasaba un colectivo de la empresa Pama, el cual afortunadamente iba a poca velocidad.
Los elementos de construcción que sobresalían no tenían algo que los distinguiera y se hacía difícil su visibilidad para el chofer del colectivo que los impactó con su parabrisas.
Ante la colisión, en el extremo de las correas, se desplazaron en sentido contrario en toda su longitud, barriendo la caja del camión, tirando al suelo a uno de los trabajadores.
El hombre identificado como Matías Gallo de 32 años debió ser asistido por las unidades de emergencia al presentar golpes en el rostro y las piernas, tras caer desde la caja del camión.

Cayó un portón
El segundo fue un accidente doméstico que tuvo lugar en el barrio Vapor Amadeo en la zona de la ruta de circunvalación.
Allí, una mujer identificada como Laura Lezcano de 37 años, quien salía de su casa de la calle 110, sufrió la caída de un portón de hierro sobre su humanidad.
Una ráfaga de viento hizo perder estabilidad al portón de hierro y malla metálica, dejando atrapada bajo su estructura a la mujer que fue auxiliada por vecinos.
Luego llegaron policías, bomberos y la ambulancia que trasladó preventivamente a la mujer hacia el hospital para analizar los golpes sufridos.