Actualidad

Cierre del espacio “Experiencia Antártica”

Hace un año se desafectó la Oficina Antártica que brindaba información a los turistas que viajaban al continente blanco y allí se inauguró un espacio interactivo abierto al turismo en general. A.Pro.Tur denunció que el lugar permanece cerrado desde marzo y no saben cuándo volverá a abrir.

USHUAIA.- La Asociación de Profesionales en Turismo de Tierra del Fuego (A.Pro.Tur.) denunció públicamente que el espacio “Experiencia Antártica”, inaugurado en noviembre del año pasado, se encuentra cerrado desde marzo y a pesar de haber comenzado la temporada turística no se sabe cuándo volverá a abrir.
“La obra se inauguró oficialmente en noviembre del 2018 por parte del presidente del In.Fue.Tur., la Gobernadora y el secretario de Turismo de Nación, pero cerró sus puertas en marzo del 2019 y hasta este momento no sabemos cuándo se volverá abrir”, indicó A.Pro.Tur. a través de su página oficial en Facebook.
A.Pro.Tur. recordó que se desafectó la Oficina Antártica, que ofrecía información a los turistas que emprendían su viaje al continente blanco, “para crear un espacio donde se explica sobre la historia, geología y biología de la Antártida y las acciones de Argentina en dicho continente. Luego se pasa hacia una sala donde los visitantes viven una experiencia de realidad virtual sobre un viaje al continente blanco”.
Sin embargo, los profesionales afirman que “desde que se inauguró funcionó de forma intermitente hasta cerrarse definitivamente en marzo del 2019”, por lo cual consideran que “la inversión no representa o no refleja la importancia de Ushuaia como puerta hacia la Antártida. Más de 40 mil pasajeros arriban a Ushuaia para emprender este viaje, por ser uno de los puertos más cercanos”.
Este proyecto fue financiado en el marco del Programa Nacional de Infraestructura Turística por el Ministerio de Turismo de la Nación, con un aporte del programa de 3 millones de pesos y el Instituto Fueguino de Turismo aportó 800 mil pesos. En cuanto al objetivo de la inversión, era “fortalecer los destinos y productos turísticos con vistas a la captación y radicación de inversiones privadas, posibilitando generar más empleo y desarrollo socio-económico territorial”.
A.Pro.Tur. observó además algunos detalles edilicios que no se tuvieron en cuenta a la hora de brindar un buen servicio al turista. En este sentido, mencionan que “la refacción del lugar no contempló una sala de espera. Los visitantes tienen que hacer fila afuera y solo pueden ingresar 12 personas a la vez” y que “el edificio cuenta con una falla en el escurrimiento de agua de lluvia que cae directamente a la vereda, entre este edificio y la Oficina de Información Turística. En invierno esto se congela y se torna peligroso para la gente que circula por ahí”.
Por otro lado, y en referencia a la creación de empleos promovida por esta inversión, A.Pro.Tur. indicó que “la empresa que fue contratada para esta obra, Zenta Producciones, no está radicada en la provincia. Y quienes guiaban dentro del lugar ya son profesionales que trabajan dentro del In.Fue.Tur. Algunas veces fue contratado algún guía de turismo freelance”.
“En conclusión, se gastaron $3.800.000 para algo que funcionó 6 meses, contrataron una empresa fuera de la provincia y no crearon nuevas fuentes de trabajo estable. Una obra que no le hace justicia a “Ushuaia como puerta de entrada a la Antártida”, opinaron desde la asociación.