Gremiales

Audiencia entre la UOM y Mirgor

RIO GRANDE.- Este lunes, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y los representantes del Grupo Mirgor volverán a verse las caras en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Martínez espera llegar a un acuerdo durante el periodo de conciliación obligatoria.

El encuentro será el segundo de la negociación por los despidos de personal a partir de una medida de fuerza sorpresiva que realizaron hace algunas semanas atrás los empleados del turno mañana de la principal planta fabril del grupo empresario.
En aquella oportunidad, reclamaron el pago de un segundo bono anual, que fue rechazado por la empresa. Sin embargo, los trabajadores paralizaron actividades durante 24 horas aun cuando la UOM aconsejó no forzar la negociación con una medida drástica.
Ante esa situación, Mirgor decidió despedir con justa causa a la totalidad del personal, unos 190 empleados. Tras la intervención del Ministerio de Trabajo de Nación, con dictado de conciliación obligatoria de manera inmediata, se abrió la instancia de negociación.
En la primera reunión los representantes de la firma llevaron a la mesa una drástica decisión: solo reincorporarán a 120 del total de los empleados, sin informar quiénes serían desvinculados y bajo qué condiciones se conservaría a ese número determinado de trabajadores.
Además, hubo otros planteos preocupantes. Mirgor aseguró que quiere el cambio de convenio, lo que redundaría en una baja salarial y la posible eliminación de varios derechos, entre ellos el transporte optativo de personal y el servicio de comedor.
En contrapartida, la UOM propuso reincorporar a la totalidad de los empleados despedidos, negociar modificaciones del convenio colectivo pero siempre en favor de sus representados y una mejora salarial antes de fin de año.
No hubo acuerdo en ese primer encuentro. Sin embargo, las partes se mostraron propensas a seguir negociando y por ello, este lunes 11 volverán a reunirse en Buenos Aires, con el objetivo de acercar posiciones en una negociación que se presume será extensa.

A negociar
El secretario general de la UOM, Oscar Martínez, admitió que “la posición de la empresa es firme, lo ha planteado por todas las vías que tiene a su alcance, incluidos los medios; en el Ministerio de Trabajo y en las reuniones que hemos mantenido”.
“De todas maneras siempre confiamos en la unidad de la organización y en la capacidad de nuestra lucha para tratar de revertir cualquier tipo de decisión adversa como es la que se nos presenta en este caso”, señaló.
En ese sentido, dijo que “hemos estado reunidos en asamblea con los trabajadores, tenemos un compromiso muy firme como ha sido siempre en nuestra organización y esperamos que de las distintas instancias que se prevén de aquí hasta la finalización de la conciliación que es el día 15, atento a que existe la posibilidad que el Ministerio de Trabajo la extienda por cinco días más de acuerdo a lo que contempla la ley, habrá que analizar si podemos alcanzar una respuesta satisfactoria a nuestro reclamo”.
“Han sido horas muy difíciles después de los despidos, después de la decisión que en algún punto sorprendió; nadie esperaba que sucediera de esa manera y ahora estamos intentando revertir las consecuencias”, recalcó.
Para cerrar, Martínez develó que “la empresa no ha modificado absolutamente en nada, esperamos que modifiquen la posición el próximo lunes o en el transcurso de las próximas audiencias que están previstas en el marco de la conciliación”.

PREOCUPACIÓN: El secretario general de la Asociación de Supervisores de la Industria Metalmecánica de la República Argentina (ASIMRA), Javier Escobar, reconoció que siguen con preocupación el conflicto en la planta fabril del Grupo Mirgor.
“La verdad que nos mantiene alerta la decisión de la empresa de ir a fondo, no parece ser una decisión de un día para el otro, nosotros trabajamos a la par de los muchachos de la UOM y de tomarse esa decisión quedaríamos sin supervisión”, admitió.
Sin embargo, aclaró que “involucrados en el conflicto no estamos, pero nos toca en primera línea porque aparte de ser trabajadores a los que tenemos a cargo, son compañeros de trabajo que llevan de 10 años a más junto a nosotros en el día a día”.
En cuanto a posibles modificaciones al convenio colectivo, algo que los representantes de la empresa plantearon en la negociación, dijo que “a nosotros no nos llegó ninguna notificación de cambio de status laboral ni ningún pedido”.
“Ellos (por la UOM) y la empresa siguen en conciliación obligatoria y nosotros no recibimos pedido de cambio de ninguna condición laboral, aunque puedo anticipar que si eso ocurriera, no estaríamos de acuerdo”, concluyó.