Sociedad

“Hay que animarse, sí se puede”

Simona Belosi tiene 68 años, y ayer recibió el certificado con el que acreditó el programa de alfabetización Yo Sí Puedo: “Estoy muy feliz, contenta de este espacio que tuvimos. La verdad que muy agradecida a Lili, al profe cubano, porque en todo momento ellos nos alientan, están con nosotros. Así que yo le pediría al intendente que siga. Con los mismos grupos, con la misma seño”, dijo emocionada Simona.

Simona y Matilde, cada una junto a sus hijos.

RIO GRANDE. Ella, había asistido sólo hasta 2º grado, por lo que siempre le había costado mucho escribir: “Progresé mucho. Nos han brindado mucho amor, que eso, ayuda más, te motiva más a aprender”, concluyó.
Matilde Gómez, es formoseña. Siempre vivió en zona rural, por 32 años estuvo sola con uno de sus hijos en provincia natal, y al fallecer éste, sus otros hijos fueron a buscarla: “Yo vine de Formosa. No sabía leer y menos escribir. Conozco ahora las letras, y ya estoy escribiendo; y me cuesta. Pero agradezco a todos mis profesores y mis compañeras que están ahí, que somos de la tercera edad. Yo tengo 70 años. Y estoy contenta y agradecida. En primer lugar, quiero darle gracias al Intendente, a nuestra profesora Liliana, a nuestro profesor cubano. Porque es un placer para mí. Yo me sentía muy sola”, indicó Matilde.
“Mi hijo de 41 años partió, y ahí me trajeron para acá. Pero a todo eso también doy gracias, porque a partir de eso, es que yo estoy aprendiendo y voy a escribir también”, dijo la mujer.
“Yo les digo, a los que no se animen, que se agrupen con nosotros, que vayan a aprender con nosotros. Yo no sabía nada, viví siempre en el campo, ordeñaba vacas y trabajaba, pero hoy sé escribir”, concluyó Matilde.
Liliana González, facilitadora del programa Yo Sí Puedo, también agradeció a los participantes. “Yo realmente quiero dar gracias a Dios, porque este es un premio que me da la vida. Yo tuve una madre iletrada, no era analfabeta; porque ella el dinero y los números los manejaba muy bien. Y hoy, ellos me agradecen a mí, pero la verdad que lo que viví con ellos, yo lo llevo por siempre en el corazón”.