Política

En defensa de las cuentas municipales

Son 500 millones de pesos lo que reclama la Secretaría de Finanzas por deudas del Gobierno provincial. Así lo dijo el titular de esa cartera, Oscar Bahamonde, al responder críticas del intendente electo, Martín Pérez.

Ssecretario de Finanzas del Municipio, Oscar Bahamonde.

RIO GRANDE.- El secretario de Finanzas del Municipio, Oscar Bahamonde, dijo que si el Gobierno provincial y el Gobierno nacional pagan las deudas pendientes, que rondan los 560 millones de pesos, la administración municipal no tendría ningún tipo de déficit y, aseguró que Gustavo Melella le deja a su sucesor “un Municipio ordenado en cuanto a lo financiero”.
Bahamonde salió así en respuesta a las declaraciones públicas que hizo el intendente electo Martín Pérez respecto a la situación económica en que encontrará a la Municipalidad cuando asuma en diciembre próximo.
El funcionario de Finanzas dijo que “hoy la Provincia le está debiendo a Río Grande alrededor de 500 millones de pesos. Nosotros esperamos que Martín Pérez pueda acompañarnos en el diálogo con la gobernadora Rosana Bertone, que pertenece a su propio espacio político, para que la provincia se ponga al día con el Municipio”.
La deuda del Gobierno nacional es de 60 millones de pesos, y corresponde a la certificación de obras de la nueva planta potabilizadora, las que fueron en su momento adelantadas con fondos municipales y se espera el recupero.

Bahamonde dijo que el Municipio está ordenado en lo financiero.

Sobre el presupuesto 2020 y las partidas correspondientes para obras públicas, que Martín Pérez criticó, el Secretario de Finanzas señaló que en el proyecto “sólo expusimos los saldos que van a quedar pendientes al cierre. Nuestra intención fue no proyectar nada, puesto que eso sería una intromisión a lo que tiene planificado la próxima administración”.
Respecto a la pauta salarial, Bahamonde también confirmó que no se proyectó ningún tipo de recomposición. “Sabemos que es un tema muy sensible, y haber estipulado alguna cifra o porcentual podría haber sido motivo de conflicto”.
El titular de Finanzas también defendió la decisión de la actual administración de duplicar el subsidio a la empresa de transporte de colectivos, que de los 80 millones de pesos actuales se proyectan gastos por 175 millones de pesos para el 2020.
Bahamonde explicó que para el año en curso en el presupuesto no estuvieron contemplados los subsidios en el boleto para jubilados, niños y adolescentes. “En el marco de los beneficios de la SUBE se establece la gratuidad en los viajes para esos sectores de la población. Y además hay que tener en cuenta que en el transcurso del 2019 el Gobierno nacional recortó en su totalidad los subsidios al transporte, de manera que de esas cifras también se tiene que hacer cargo el Municipio y así quedó estipulado en el presupuesto”.