Actualidad

Día mundial contra la Polio

En el Día Mundial contra la Polio, miles de clubes rotarios de todo el mundo celebrarán eventos y llevarán a cabo actividades de captación de fondos para dar a conocer el progreso alcanzado en la lucha para la erradicación mundial de la polio. Este año los rotarios del RC Isla Grande y RC Río Grande comparten el evento que nos une con el fin de concientizar sobre este poliovirus que está pronto a erradicarse de la faz de la tierra.

Miembros del Rotary y público en general se sumaron a la foto con el slogan “Falta solo ésto”.

RIO GRANDE.- El proyecto presentado en el Concejo Deliberante de Río Grande para sumarnos desde el rincón más austral la lucha para la erradicación de la Polio en el mundo, que Rotary tiene como meta desde el año 1985, fue aprobado con la firma del concejal José Viola, Decreto N.º 046/15 declarando de interés municipal el encendido de la Torre de Agua al celebrarse el 24 de octubre el “Día Internacional de lucha contra la Polio”.
El 23 de octubre de 2015, se encendió la iluminación a la torre de agua que se encuentra frente a la plaza Almirante Brown de Río Grande, con el mensaje “Pongamos fin a la Polio”. Por primera vez en la ciudad.
Este logro lleva muchos nombres y su merecido reconocimiento: Al concejal José Viola de quién lleva la firma del Decreto N.º 046/15 declarando de interés municipal el encendido de la Torre de Agua.
El invalorable apoyo brindado por Directivos y Personal de la Cooperativa Eléctrica de Río Grande para la realización del banner.
Al Municipio de Río Grande, a la Sra. Directora de Turismo Stella Alazard, y al personal de Obras Públicas, la valiosa colaboración de la Sra. Adriana Soledad Domínguez directora de Protocolo y personal de Defensa Civil.
Y al Distrito 4930 que nos otorgó este año una mención especial en Imagen Pública en 2017/2018 lo que nos valió recibir el Decreto Municipal, declarando el encendido de Interés Municipal por llevar la imagen de Río Grande al resto del mundo..
Al director editor de diario El Sureño, Oscar González, por su apoyo en la difusión de nuestro accionar; a La Mañana Líder, y Radio Nacional. Y a la profesora Cora Leguina y sus alumnos de la Escuela de Danzas Nativas y Folclóricas Atahualpa.
Y a los rotarios de nuestra provincia que no bajan los brazos para proteger el progreso alcanzado.

25 años sin polio en las Américas

En agosto de 1991, Luis Fermín Tenorio Cortéz, un niño nacido entre las montañas del Departamento de Junín, en Perú, fue la última víctima del poliovirus salvaje en la región de las Américas. Fermín no estaba vacunado, por lo que el virus entró en su organismo generándole una parálisis irreversible en sus piernas.
El 24 de octubre, en el Día Mundial de la Polio, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebra los 25 años de la eliminación de esta enfermedad incurable, pero prevenible con la vacunación, en América del Norte, Central y del Sur, así como en El Caribe.
“Este logro crucial es el resultado del compromiso de los países con la vacunación y del esfuerzo de los trabajadores de salud por vacunar al 95% de los niños en todos los rincones del continente, mantener las altas tasas de cobertura a lo largo de los años y vigilar la situación de salud, para cerrar la puerta a cualquier posible recirculación del virus”, afirmó el jefe de Inmunizaciones de la OPS, Cuauhtémoc Ruiz Matus.
En 1975, antes de la vacunación masiva y sistemática, casi 6.000 niños quedaron paralizados como consecuencia de la enfermedad. En 1991, se registraron los últimos seis casos y en 1994, la región fue la primera en el mundo en ser certificada libre de polio. Actualmente, solo Paquistán y Afganistán registran casos, y el mundo está más cerca de la erradicación.
Con el apoyo técnico de la OPS, las coberturas de vacunación en niños menores de 1 año pasaron de 25% en 1978 a más del 80% en 1993. Al menos, 8 de cada 10 niños estaban vacunados y gracias a la inmunidad de “rebaño”, conferida por la vacuna oral, la protección colectiva estaba garantizada.
Casi una década antes, en mayo de 1985, la OPS había propuesto a sus Estados Miembros la meta de interrumpir la transmisión del poliovirus salvaje en las Américas. Por consenso, los países asumieron el compromiso y se promovió sostenidamente la movilización de la población y el involucramiento de socios estratégicos, las iglesias y las sociedades civiles.
El 24 y 25 de agosto de 1994, luego de tres años sin casos, científicos y expertos que conformaron la Comisión Internacional para la Certificación de la Erradicación de la Poliomielitis (CICEP) informaron al entonces Director de la OPS, Carlyle Guerra de Macedo, que la transmisión del poliovirus salvaje había sido interrumpida.

La fase final
“En la fase final hacia la erradicación mundial de la polio en la que nos encontramos, donde sólo uno de los tres tipos de poliovirus salvaje continúa activo, los países de la región deben mantener las altas coberturas de vacunación (mayores al 95%) y reforzar la vigilancia epidemiológica”, sostuvo el doctor Ruiz. Mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países corren el riesgo de contraer la poliomielitis si no están vacunados. Sin embargo, dijo Ruiz, “un mundo sin polio es posible y estamos más cerca de alcanzarlo”.
El mundo está muy cerca de lograr la meta de erradicación. Los casos han disminuido en más de un 99% desde 1988, cuando se calculaba que había 350.000 casos en más de 125 países endémicos, en comparación con los 33 notificados en 2018 en solo dos países. Más de 15 millones de personas en todo el mundo que hoy puede caminar, habrían quedado paralizadas sin la vacunación.
Los esfuerzos mundiales que han llevado a estos logros han sido liderados por la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, encabezada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y UNICEF.
Si no se consigue erradicar la poliomielitis de estos últimos reductos, podría haber un resurgimiento de la enfermedad, lo que podría llevar a la aparición de hasta 200.000 nuevos casos cada año en todo el mundo dentro de 10 años.