Policiales

Una mujer fue asesinada

La víctima fue identificada como Gladys Beatriz Moledo de 53 años quien fue hallada sin vida en su casa de calle Monte Independencia 113 en el asentamiento, en los primeros minutos de la madrugada de ayer.

Carrefour
La víctima era conocida en el barrio Mirador como tejedora artesanal e integrante de la junta barrial.

RIO GRANDE.- La víctima fue asesinada en un hecho que conmocionó por su violencia y porque fue perpetrado en presencia del nieto de la víctima, un menor de apenas dos años, que fue hallado llorando desconsolado junto al cadáver.
La pareja de Moledo, Víctor González de 54 años, llegó cerca de la 0:30 de ayer a la vivienda donde pudo observar -al nietito de 2 años que lloraba desesperado- a través de una de las ventanas y al ingresar se encontró con la mujer con dos heridas cortantes en el cuello, tendida en el suelo en un baño de sangre.
Inmediatamente se dio aviso a la Policía que valló el lugar para levantar rastros e indicios a fin de esclarecer el hecho.
Asimismo el juez de turno, el Dr. Daniel Cesari Hernández, estuvo presente en la escena ordenándose distintas medidas de prueba, que confirmaron un total de cinco heridas cortantes
El menor que no presentaba lesiones, fue entregado a la familia de la mujer fallecida, la cual había quedado a su cuidado.

Ayer por la mañana se realizaron rastrillajes en distintos sectores del asentamiento.

Vincularon a la hijastra
Los investigadores fueron atando cabos respecto a que el niño hallado es hijo de la hijastra de la mujer, Oriana González de 18 años, a quien se vinculó inmediatamente al hecho en razón de que varios allegados dieron cuenta de la conflictiva relación entre ambas.
A ello se sumaron testimonios de que ambas habrían estado esa noche juntas en la vivienda, por lo que esa mujer quedó detenida e incomunicada a disposición del juez de turno, Daniel Cesari Hernández.
Ya por la mañana, con luz natural, la Policía realizó un intenso rastrillaje por toda la zona del asentamiento buscando indicios que pudieran haber sido descartados tras el crimen.
Los investigadores buscaron aún elementos de prueba tales como el arma homicida, por lo que se realizó un allanamiento en calle Koyuska al 200, donde reside la pareja de la detenida, que dio negativo en la búsqueda del cuchillo.
Un intenso rastrillaje por toda la zona del asentamiento marcó dos puntos de interés para los investigadores; uno en calle Ardiles donde se halló un celular y un cuchillo, el cual dio negativo en el reactivo para sangre, y luego en calle Bonpland y Paso de los Libres, donde se encontró otro celular dañado que será peritado para saber si pueda guardar relación con el hecho.

Pesar en el barrio
En cuanto a la víctima, Gladys Moledo, los vecinos del barrio Mirador manifestaban su pesar en torno a lo sucedido, señalando la bonomía de la mujer que era secretaria de la junta barrial y participaba activamente en ferias de artesanías ya que se dedicaba al tejido.