Actualidad

Sin freno a la alcoholemia

Entre viernes y sábado se registraron varios incidentes viales que tuvieron como factor común el alcohol al volante. En uno de los hechos un semáforo quedó fuera de servicio. Los casos preocupan a autoridades municipales ante sucesos que se repiten a pesar de la vigencia de la ordenanza de tolerancia cero.

El 14 de abril sucedió un hecho luctuoso por un conductor al volante.

RIO GRANDE.- Las autoridades municipales expresaron su preocupación respecto a la ordenanza de tolerancia cero que no tiene el efecto buscado, porque en los primeros ocho meses del año se han registrado 348 casos de alcoholemias positivas.
El director de Inspección General del Municipio de Río Grande, José Díaz, expresó la preocupación que existe porque la ordenanza de tolerancia cero no ha logrado el efecto buscado de contrarrestar los casos de alcoholemia positiva en conductores, con el agravante que este factor ha sido causante de incidentes de tránsito con resultados fatales.
Entre enero y agosto de este año ascienden a 348 casos de personas al mando de vehículos con graduación de alcohol en sangre. Esto arroja un promedio de 42 casos mensuales, aproximadamente y poco más de un caso por día. A esto, se suma que se registraron 72 casos de conductores que eludieron los controles de tránsito o se negaron a hacer el test de alcoholemia, lo que deriva en la sospecha de alcoholemia positiva.
“Pensábamos que con la ordenanza de la tolerancia cero, se iba a disminuir pero no fue así”, fue la reflexión que manifestó José Díaz en declaraciones públicas, reflejando la preocupación que existe en cuanto a la seguridad vial respecto a la presencia en las calles de automovilistas alcoholizados.
En lo que va del año, son dos las víctimas fatales en incidentes viales que fueron como consecuencia de conductores en estado de ebriedad.

Hechos fatales
El domingo 28 de abril, Leandro Almonacid, un joven de 31 años de edad, murió en forma violenta en un incidente de tránsito que sucedió en horas de la madrugada y que tuvo como principal causal el hecho que quien manejaba la unidad, Marcos Paulo Amado (39), tenía un dosaje de 1,2% de alcohol en sangre.
Amado conducía un Fiat Siena que terminó chocando contra una columna de alumbrado público ubicada en la calle Héroes de Malvinas, a escasos metros de la rotonda de la Aviación Naval.
El domingo 14 de abril, Adrián Páez, de 41 años, conducía una camioneta y tenía 1,44 de alcoholemia positiva. En la ruta 3, frente a la Aduana, protagonizó un choque contra un Fiat Palio que conducía José Domingo Cornalo de 59 años, quien perdió la vida pocos minutos después.
En el incidente vial también resultó afectado, con lesiones graves, Raúl Toledo, quien manejaba un Vokswagen Suran.