Actualidad

Gastronómicos apoya la obra Corredor del Beagle

El líder del sindicato de gastronómicos en Tierra del Fuego, Ramón Calderón, destaca en un documento que la obra “redundará directamente en puestos de trabajo para nuestro sector y un mayor ingreso de capitales por el lado del turismo”. Además pone en énfasis que la nueva ruta “busca consolidar a la zona de Harberton como nodo de servicios turísticos y la preservación de su patrimonio histórico”.

Uno de los tramos de la ruta que, para los gastronómicos, será generadora de empleo para su sector y el turismo.

USHUAIA.- Para contrarrestar las críticas y denuncias de ambientalistas por el desmonte que se está provocando en los sectores por donde pasará la ruta; el gremio de trabajadores gastronómicos emitió un documento defendiendo la continuidad de la obra, considerando que será generadora de empleo para ese sector.
“Como representante de los trabajadores hoteleros y gastronómicos de Tierra del Fuego valoro enormemente cualquier cambio que signifique un crecimiento para el sector turístico, ya que eso redunda directamente en puestos de trabajo para nuestro sector y un mayor ingreso de capitales por el lado del turismo”, expresa en el documento Ramón “Moncho” Calderón, secretario general de la UTHGRA.
El gremialista sostiene que la obra apunta a “la diversificación de la oferta turística local, facilitando el acceso a ciertas áreas que son óptimas para determinados tipos de turismo (aventura, alternativo, científico, rural, ecológico, etc.)”.
“Al mismo tiempo, se busca ofrecer una variante a la Ruta Nacional 3, además de fortalecer el perfil productivo de la zona de Puerto Almanza”, subrayan desde el gremio gastronómico, quienes destacan que “en el tramo en que la ruta atraviesa esa localidad, se conformó un corredor productivo-agro turístico-gastronómico, denominado Ruta de la Centolla; también se incentivará la producción de truchas, bivalvos, frutas finas y hortalizas”.
Además resaltan que la iniciativa también “busca consolidar a la zona de Harberton como nodo de servicios turísticos y la preservación de su patrimonio histórico”.
Calderón valora la “intención de ensanche e enripiado de rutas complementarias ‘K’ y ‘J’ entre Estancia Remolino y río Moat” y sostiene que si bien “recorrer esas calles hoy es muy bello”, el darle “una puesta en valor que las posicione como recorrido turístico representa una gran mejora para el sector y el turismo en general, generando un aumento en la actividad económica turística tanto interna como de visitantes y a su vez generando puestos de trabajo indirecto más allá de los puestos que va a generar la obra en sí misma”.
Por último, el documento expresa: “Un dato no menor que debemos tener en cuenta es el de accesibilidad, tener un camino que conecte directamente estas zonas hasta ahora desconectadas permite que si hace falta una ambulancia, la velocidad de respuesta sea otra y eso es cuidar a quien vive en esas zonas y a quien las visita y me parece una prioridad”.