Turismo

Avistamiento de ballenas en la costa patagónica

Hasta octubre es la época más indicada del año para emprender una travesía a aguas abiertas para ver de cerca a los animales más grandes que llegan a las profundidades del Mar Argentino.

El avistaje de ballenas franca austral es un espectáculo único y mágico en la Península Valdés.

CHUBUT.- Estos colosos del agua suelen presentarse más próximos a nuestras costas entre los meses de junio y septiembre, por lo que ésta es una oportunidad ideal para conocerlos en vivo y en directo.
El espectáculo que protagonizan estos mamíferos subacuáticos es increíble. Su búsqueda por escaparle a las frías aguas que rodean a la Antártida hace que lleven a cabo una emigración masiva con destino a lugares más templados, para encontrar un entorno de temperatura óptima en el que aparearse. En este intento, se las podrá observar elevándose por sobre el nivel del mar, para brindarles a nuestros ojos una de las imágenes más impresionantes que podamos ver alguna vez.
Por esta razón, el metabuscador de viajes KAYAK llevó a cabo una investigación para saber cuánto cuesta viajar a dos de los lugares desde los que podrá apreciarse este arte en movimiento, contemplando vuelos y estadía.

Península Valdés
“El” lugar por excelencia para concretar esta experiencia inigualable. Es reconocido a nivel mundial y atrae turistas de todas partes del planeta, entre otras razones, por la alta cantidad de ballenas francas australes que se hacen presentes en esta época del año (habiendo llegado a las dos mil). Además, este hecho le valió el honor de que la UNESCO lo haya nombrado Patrimonio Natural de la Humanidad en 1999. Popularmente los visitantes acuden a Puerto Madryn (considerada la puerta de entrada a la península) y Puerto Pirámides, dos ciudades enfrentadas y separadas por el Golfo Nuevo, donde cada año llegan los ejemplares de los mamíferos más grandes del mundo. El precio de vuelo más bajo a Trelew es de $15.892 (ver búsqueda), mientras que el de alojamiento es de $1.544.

Las Grutas
Este centro balneario de Río Negro no suele ser nombrado por lo alto cuando se busca un destino para ver de cerca a las ballenas, en gran parte por la predominancia del anterior mencionado, a pesar de ser una de las playas más concurridas de la Patagonia. Sin embargo, en los últimos años ganó una popularidad considerable en este sentido, teniendo en cuenta que se trata de una ubicación situada más al norte, lo que significa que los gigantes subacuáticos estarán en latitudes más cálidas, ideal para llevar a cabo su acto reproductivo. Cuando no hay gente disfrutando de la marea alta en sus motos acuáticas o simplemente bañándose, estos animales aprovechan la tranquilidad para darles un espectáculo gratuito a las miles de personas que se acerquen. El precio de vuelo más bajo a Viedma es de $10.352 (ver búsqueda), mientras que el de alojamiento es de $2.206 (ver búsqueda).
Pero no tenés que pensar solamente en los pasajes y en la estadía, sino también en el traslado de los aeropuertos hasta el destino final y además el costo de las excursiones y tours.
Si contrataste una excursión que te llevará a escasos metros de las ballenas en barco y querés tener una buena experiencia de avistaje, te recomendamos que pienses en tu salud y en la de tus acompañantes, además de cuidar tus efectos personales, siguiendo estos consejos:
Si sufrís de mareos sobre un barco, lo mejor es consumir un medicamento recetado que los evite un día antes de emprender la travesía. También es importante comer algo que no caiga muy pesado unas horas antes de adentrarse en el mar.
Se recomienda ir vestido con pantalones largos y una campera impermeable para protegerse del viento y el agua, además de ropa térmica y calzado impermeable ya que en esta época del año hace mucho frío. Para caminar por la superficie del barco, es esencial usar calzado antideslizante.
Es primordial utilizar sombrero o gorra para proteger la cabeza, así como también la protección solar y gafas de sol. Aunque sean épocas de baja temperatura, los efectos del sol siguen siendo los mismos.
Cualquier accesorio que lleves tiene que estar protegido del agua y la humedad, especialmente el celular. Es recomendable usar bolsas plásticas con cierre hermético.
Para conseguir una apreciación mayor, es imprescindible llevar binoculares para ver de lejos.
Aunque la practicidad de la cámara del teléfono es incomparable, también lo es sacar excelentes fotografías con una cámara profesional con multiobjetivos. Obviamente se la debe proteger del agua y siempre usarla con la correa rodeando el cuello para evitar una posible caída al mar.
No te pierdas esta ocasión tan especial, aprovechá el receso invernal y divertite con tu familia mientras te maravillas con una de las enormidades que la naturaleza nos ofreció y que, tan solo algunos meses al año, será apreciable para aquellas mentes curiosas y apasionadas por su propio planeta. Fuente: Compartiendo Turismo.