Actualidad

Agustina Piaggio fue agasajada en “su casa”

Agustina Piaggio fue agasajada en “su casa”, el Colegio Polivalente de Arte de Río Grande.

RIO GRANDE.- En la tarde ayer el Colegio Polivalente de Arte de la ciudad de Río Grande llevó a cabo un agasajo especial a su graduada, Agustina Piaggio, quien recientemente fue galardonada “Campeona Mundial de Tango Pista”, en el mundial que se realizó en Buenos Aires.
Los profesores y alumnos desarrollaron una charla abierta en el patio cerrado del colegio en donde la bailarina contó su experiencia en el Mundial de Tango a un numeroso grupo de oyentes.
La bailarina hizo referencia a su trayectoria y respondió a preguntas de los alumnos, con la simpatía y carisma que caracteriza a Agustina, expresó su felicidad y hasta compartió anécdotas con los presentes.
Agustina Piaggio cursó sus estudios secundarios en dicho establecimiento educativo, por lo que sus profesores la recuerdan con especial cariño y quisieron exponer al alumnado la experiencia de su exgraduada.

Agustina Piaggio se mostró feliz en diálogo con El Sureño.

El Sureño, tuvo la oportunidad de mantener un diálogo con la campeona.
-¿Esperabas el cariño de la gente de Río Grande?
-La verdad que fue una sorpresa cuando llegué al aeropuerto el domingo a las 3 de la mañana, y cuando escuché el tango dije ¡huy qué estarán haciendo! No sabía yo, era sorpresa. Y salí y había un montón de personas con carteles esperándome y eso fue una súper emoción para mí.
Esperaba el cariño porque me habían llamado de todos lados, me habían mandado mensajes, pero no pensé que me iban a recibir en el aeropuerto, no pensé que iba a ser así como está siendo ahora. Estoy feliz y sorprendida.
-Disfrutándolo entonces.
-Sí, súper feliz.
-Es tu casa así que lo merecés. Si bien contaste recién que has estado en muchos lugares, y has sido premiada varias veces, como argentina este premio es como “el logro”, ¿digamos que es lo máximo que se puede esperar o lo que aspirabas?
-Sí, hacía diez años que venía estando en Buenos Aires y mi sueño era ganar el mundial, de hecho habíamos estado en el podio en varios puestos, pero…
-¿Habías competido antes?
-Sí, sí; estuve en el quinto, en el cuarto, en el tercero, hasta que logré ganar el mundial. Había pasado por todos los puestos. Realmente es un sueño que esperaba y ansiaba mucho.
-¿Tu bailarín es, digamos, nuevo con vos?
-Es nuevo, hace dos años que bailo con Max, él es ruso, pero lleva el tango pareciera en la sangre. Parece argentino por cómo baila y siente el tango.
-Bueno y ¿de ahora en más? ¿qué se viene?
-Y ahora es volver a Moscú a reencontrarme con mi compañero, y empezar a trabajar, ensayar, y presentarnos por todas partes del mundo, donde nos llamen, ir.
-¿Como definirías el tango en tu vida?
-Mi vida, tal cual. Vivo para el tango, todo lo que hago es para el tango.
-¿Empezaste desde muy chica?
-Desde los quince.
-Y de ahí no paraste?
-No, desde ahí no paré más.

Un numeroso grupo de alumnos en el patio del Colegio Polivalente compartieron una charla con la campeona mundial de tango.