Sociedad

“Ni un pibe menos por la droga”

Nos hemos ido congregando y dándole forma, planteando la necesidad de que realmente la juventud sea protagonista a la hora de plantear sus ideas y de generar.

RIO GRANDE.- El movimiento “Ni un pibe menos por la droga” tiene un carácter nacional, se plantea como un punto de encuentro de todos los que han venido generando acciones en cuanto a la problemática social de la droga y el flagelo que significa para la sociedad, pero más nada para la juventud y se intentando ser un eje para todas aquellas organizaciones sociales, políticas, religiosas, comisiones vecinales, clubes de barrios, centros culturales, auto convocados, donde se ha venido encontrando diferentes sectores como por ejemplo los curas villeros junto con el padre Pepe di Paola, la corriente clasista y combativa, que es una organización social, partidos políticos; etc.
“Atendiendo a que la droga es un gran problema a lo largo y ancho del país y no se va a soluciones de fondo, se complementa y se profundiza con el hambre, con la desocupación, con la carencia al acceso de los derechos básicos, en donde la responsabilidad política de los gobiernos, tanto a nivel nacional como provincial, han generado la crisis social que se está viviendo, en donde la droga potencia muchas de las problemáticas actuales. Y el movimiento intenta plantear soluciones a los problemas puntuales que tienen “los pibes y las pibas”, nos decía Sebastián Gillig referente del movimiento en Río Grande, Tierra del Fuego en diálogo con El Sureño.
Nosotros en Río Grande nos venimos organizando desde hace aproximadamente dos años y medio, nos hemos propuesto realizar actividades artísticas, deportivas, recreativas con el fin de poder promover el y dar a conocer “Ni un pibe menos por la droga”, y ha dado la posibilidad de que participen de las actividades pibes de todos los sectores de la ciudad, adolescentes, docentes que acompañan las actividades, universitarios, trabajadores de la salud y más, expresó.
Nos hemos ido congregando y dándole forma, planteando la necesidad de que realmente la juventud sea protagonista a la hora de plantear sus ideas y de generar.
De las experiencias que hemos tenido, hemos podido organizar torneos de ping pong, torneos de fútbol, cine barrial, y la propuesta de los talleres artísticos que funcionan todos los sábados en el Colegio Provincial Padre Zink, donde se dictan talleres de acrobacia aérea, piano, guitarra, percusión, donde el proyecto básicamente se sostiene a pulmón, donde los talleristas trabajan “ad honoren” y que demuestra que con pocos recursos, pero con ideas claras y muchas ganas se puede demostrar que es posible generar espacios, sostenerlos y a su vez que los pibes se sientan protagonistas.
Una manera de poder reflejar esto y todo el trabajo que se viene realizando fue el Festival Artístico que se realizó el último domingo de junio en el colegio Padre Zink, que se enmarcó en lo que se conmemoró el 26 de junio que fue el día internacional de la lucha contra la droga, lo cual se realizó una jornada nacional de lucha y nosotros llevamos adelante este festival con la idea de poder invitar a las familias y los pibes y pibas del barrio a acercarse, a los vecinos para que vean el trabajo que se viene realizando.
Compartimos durante un par de horas muchas intervenciones artísticas de pibes del colegio, de artistas como la “Murga pizpireta” que es del barrio, hubo rap, hip hop, muestra del taller de acrobacia aérea, todo convergió en el festival con una gran participación de vecinos del barrio y donde pusimos principalmente en discusión la necesidad de buscar soluciones reales a la problemática que se está viviendo, a la crisis social que se está atravesando, donde hay jóvenes entre 19 y 30 años que no consiguen empleo, donde hay familias que están pasando hambre, que comen solo una vez al día, donde realmente cada vez es más la gente que tiene que ir a merenderos, comedores, buscar bolsones de comida. El costo de vida que crece y no hay salario que alcance a fin de mes. Por eso en el festival recaudamos alimentos no perecederos para que lleguen a familias del barrio, las cuales tenemos conocimiento que están pasando un mal momento y para nosotros no es una opción mirar al costado. Concluyó el profesor.
El profesor mencionó que el movimiento presentó a nivel nacional un proyecto de ley al Congreso de la nación para que se declare la “emergencia nacional en adicciones”, para así tener respaldo tanto económico como del un estado, nacional, provincial y municipal más presente en ésta problemática que afecta a todo el territorio argentino.