Actualidad

Gobierno reclama por vuelos que fueron cancelados en Río Grande

Seis vuelos de Aerolíneas Argentinas y uno de LADE cancelados fue el saldo de las cancelaciones por cuestiones meteorológicas que dejaron varados a cientos de pasajeros sin una solución inmediata. Ante ello, la gobernadora Rosana Bertone elevó un reclamo formal a diversos organismos para que se encuentre una pronta solución a un problema que persiste con el paso de los años. Por otra parte, Aerolíneas Argentinas confirmó que hasta fin de mes se modifica el horario de los vuelos que partirán desde Río Grande con tan solo una hora de diferencia.

Cientos de pasajeros sufrieron complicaciones por las cancelaciones de vuelos de Aerolíneas.
Una de las misivas remitidas por la gobernadora Rosana Bertone.

RIO GRANDE.- Debido al mal tiempo y a la persistente neblina siete vuelos de Aerolíneas Argentinas y uno de LADE se cancelaron desde que comenzó la semana, dejando a cientos de pasajeros varados quienes, en el mejor de los casos, consiguieron volar vía Ushuaia.
Y el panorama no es alentador: el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) confirmó que al menos hasta el domingo persistirán las lluvias y habrá bancos de niebla aislados, lo que seguramente redundará en más vuelos cancelados.
La situación se convirtió en un trastorno para muchas personas. El lunes Aerolíneas Argentinas canceló dos vuelos; el martes otros dos a los que se sumaron un refuerzo y el viaje pautado por LADE. Ayer los dos vuelos de la mañana también se vieron afectados y al cierre de esta edición no había certezas sobre los traslados previstos para hoy.
Quienes pudieron trasladarse a Ushuaia lograron viajar. La línea aérea de bandera no se hizo cargo de los costos del viaje hasta esa localidad, pero al menos para los que requerían viajar con urgencia, había lugares disponibles en algunos de los múltiples vuelos que parten desde la capital fueguina.
Este miércoles, una de las que padeció la reprogramación de los vuelos hacía Río Grande fue la gobernadora Rosana Bertone, lo que motivó que se hiciera eco del malestar que existe entre la gente, confeccionando notas que fueron enviadas a autoridades de la ANAC, de la EANA y de Aerolíneas Argentinas.

Reclamo de Bertone
En las notas oficiales remitidas a las autoridades de Aerolíneas Argentinas, a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (AENA), Bertone expresa su “preocupación por la crítica situación de conectividad que atraviesa Río Grande”, como consecuencia de las constantes suspensiones de los vuelos por cuestiones climáticas.
En la misiva, Bertone les recuerda a los organismos e instituciones que “Río Grande es una ciudad industrial, con una actividad hidrocarburífera creciente y es la de mayor población de nuestra provincia que, por su carácter insular, es enteramente aerodependiente”.
Por ello, la mandataria pide “una adecuada inversión en actualización tecnológica que permitiría mejorar las condiciones de operatividad del aeropuerto” y concluye que “es necesario se realicen las inversiones y previsiones necesarias a esos efectos”.
Es que tal y como recuerda la Gobernadora también en la carta, “durante los meses de junio y julio del corriente año se han cancelado un total de más de 30 vuelos por cuestiones de técnica o meteorología, ocasionando el aislamiento de la ciudad”.

Cambio de horario
Aerolíneas Argentina decidió, sin brindar mayor información, la modificación de los horarios de los vuelos desde y hacia Río Grande. La medida regirá, en principio, desde el sábado 13 hasta el miércoles 31 de julio.
Conforme a esa decisión, el primer vuelo (AR 1848) saldrá de Aeroparque Jorge Newbery a las 04:00 y arribará a Río Grande a las 7:25 para retornar a Buenos Aires a las 8:05, con horario de arribo a las 11:15.
Con apenas una hora de diferencia, el restante vuelo (AR 1844) decolará a las 5:00 de Aeroparque y aterrizará en nuestra ciudad a las 8:25. Partirá desde Río Grande a las 9:05 y llegará a Buenos Aires a las 12:15.