Política

En resguardo del BTF

Rosana Bertone remitió a la Legislatura un proyecto de ley para blindar al Banco Tierra del Fuego. La iniciativa surge en medio de la transición política y es para evitar que quede abierta la posibilidad de que el BTF pueda ser transformado en una sociedad anónima y con ello que accionistas privados puedan tener participación en las decisiones del Directorio.

El proyecto cuenta con el apoyo de Sergio Palazzo, titular de la Asociación Bancaria.

USHUAIA.- Un proyecto de ley para derogar diez artículos de la ley 478, de transformación del Banco Tierra del Fuego, fue presentado por la gobernadora Rosana Bertone, el cual tiene la finalidad de evitar que la entidad sea transformada en una Sociedad Anónima, abriendo la posibilidad que se integren capitales privados como accionistas.
El proyecto surge en medio de la transición de gobierno, por lo tanto tendrá un alto voltaje en la discusión política respecto al perfil que el BTF tendrá frente a una nueva administración de Gobierno. Por lo pronto, el gobierno logró la adhesión de la Asociación Bancaria que, a través de su titular, Sergio Palazzo, brindó su apoyo.
El viernes, Rosana Bertone y el presidente del Banco, Miguel Pesce, se reunieron en Buenos Aires con el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, a quien presentaron el proyecto elevado a la Legislatura que busca derogar los artículos de la ley 478 que permiten la conversión de la entidad crediticia provincial en sociedad anónima.
En la iniciativa se impulsa la derogación de los artículos 1, 2, 3, 7, 8, 9, 10, 11, 12 y 13 y el anexo I de la Ley 478; Banco Tierra del Fuego – Transformación en Sociedad Anónima.
El proyecto plantea que el Banco continúe siendo íntegramente estatal cumpliendo con la finalidad constitucional del organismo de contribuir al desarrollo económico de la provincia.

Creación y transformación
La Ley territorial 234 sancionada en 1984 estableció que el Banco de Tierra del Fuego es una entidad autárquica de derecho público y privado.
Tras la sanción en el año 2000 de la Ley 478, se dispuso la creación del Banco Tierra del Fuego Sociedad Anónima, abriendo la posibilidad de incorporar a inversores privados como accionistas. Sin embargo, el Banco Tierra de Fuego continúa hasta el día de hoy funcionado como ente autárquico.
En los fundamentos del proyecto se señala que “esta situación ha permanecido inalterada en el transcurso de los gobiernos de distinto signo político, y amerita una respuesta legislativa a efectos de eliminar del ordenamiento jurídico las disposiciones pertinentes de la norma en cuestión, por su ineficacia en el régimen que regula el funcionamiento de nuestro Banco de Tierra del Fuego” y en pos de conservar a la entidad bancaria provincial en favor del desarrollo de los sectores industriales, comerciales, y sociales, sosteniendo una política pro pymes, con fuerte incidencia en créditos hipotecarios.