Deportes

El dueño de casa festejó en la Copa Edelweiss

USHUAIA (Fotos: Ofelia Díaz).- De la mano de Las Pepas del Pipo y Oh Yeah!, una nueva versión de la Copa Edelweiss fue de festejo para el Ushuaia Rugby Club, tras doblegar a los campeones defensores Chocolegio y Tolhuin en dos definiciones apretadas. Las chicas decidieron en los penales; en tanto que para los hombres bastó con el tiempo regular.

Las Pepas del Pipo y Oh Yeah!, ganadores de la Copa Edelweiss; todo el festejo para el Ushuaia Rugby Club, tras doblegar a los campeones defensores Chocolegio y Tolhuin, respectivamente.

Clima de fiesta volvió a colmar las instalaciones del Ushuaia Rugby Club este fin de semana en el marco de la Copa Edelweiss, el conocido certamen del receso invernal que entrega el trofeo de chocolate y reúne a los mejores talentos del hockey pista fueguino.
En esta oportunidad fueron 12 equipos los que integraron la nómina de Primera Damas, segmentados en cuatro zonas de tres elencos cada una para dar espacio luego a los playoffs a partir de 4tos de Final; mientras que para la categoría de caballeros se unificaron los 6 presentes en una zona única clasificatoria, entrando a las semifinales.
Como de costumbre, todo se inició el viernes por la noche con los primeros encuentros, continuó el sábado en una jornada extensa que desde las 20:00 puso en marcha los 4tos de Final y el domingo otra vez desde las 9:00 hasta las 21:00 en un coliseo tricolor colmado donde no entraba ni un alma.
Realmente el nivel exhibido fue de lo mejor disponible en la provincia, no sólo porque estaban los clubes de la Liga Provincial que lleva adelante la Federación de Hockey de Tierra del Fuego, sino también por el plus que aportan aquellos apellidos que están estudiando fuera de la provincia y vienen a disfrutar de las semanas del receso invernal.

Las Pepas del Pipo se coronó en los penales
Entre las mujeres, la etapa clasificatoria marcó actuaciones sorpresivas o que, quizás en la previa, no se esperaba que fuesen tan calificadas. Hacemos referencia a los equipos de Los Ñires y Las Águilas, que lograron meterse en los 4tos de Final apelando a la base local y los violetas con algunos refuerzos del norte como la arquera Orne Pugnetti, Catalina Álvarez y María José Barrios.
Ya en el arranque de los playoffs, en la noche sabatina, el primer cruce puso enfrente a los dos finalistas de la Liga Provincial 2018. Hablamos de Las Pepas del Pipo -URC- y Universitario con un duelo volcado totalmente hacia el lado tricolor. Fue goleada 5-0 en un encuentro decidido durante la etapa inicial.
Acto seguido apareció la Sub 21 -URC-, campeona del último Torneo del Fin del Mundo, ante Los Ñires que iba por el batacazo. Si ya lo hecho en la etapa clasificatoria era para destacar, el 2-1 favorable a las comandadas por Martín Díaz no hizo más que demostrar que el nivel está en alza y tiene mucho por dar.
Luego llegó el choque entre Cole Remix -con varias campeonas argentinas- ante Las Águilas en un partido muy cerrado que lo definió Malena Aguilar a través de un corto cuando quedaba poco para el cierre del cruce.
Chocolegio y Sexta Bombón en un duelo netamente colegial cerraron los 4tos de Final en el cual tampoco se sacaron mayores diferencias. Finalmente fue 2-0 para las campeonas defensoras con Emma Yanzi como su líder y referencia junto a la arquera Angie Elizondo y Panchi Berola que llegó a la capital fueguina tras su ascenso con el Sardinero HC en España durante el primer semestre.
A la hora de las semifinales del domingo, abrieron Cole Remix y Las Pepas del Pipo en un duelo polémico que se inclinó para las actuales subcampeonas argentinas por la vía de un córner corto que Karina Muñoz pudo transformar en gol. El dato es que en uno de los últimos avances, Florencia Leguizamón anotó el empate, pero el grito fue anulado y a la escuadra colegial le quedó el sabor de haber estirado la serie a los penales.
En la otra llave, Chocolegio fue más que Los Ñires y consiguió establecer la diferencia luego de una enorme apilada individual de Serena Rojas, que filtró la bocha entre las defensoras y la arquera violeta cuando parecía que la jugada se diluía en el ingreso al área.
La final volvió a ser clásica, con Chocolegio aspirando al bicampeonato y Las Pepas del Pipo en busca de sacarse la espina y volver a levantar la Copa de Chocolate que desde el 2015 no se podían quedar en su casa.
El encuentro fue de hacha y tiza, muy táctico y con pocos espacios para marcar. Carla Bisignani a los 2’ 30” aprovechó su clásica jugada por la zona derecha de la cancha y luego entró al área definiendo de revés para superar la resistencia de Elizondo (1-0). Si bien parecía que iba a ser difícil encontrar los espacios, a la primera de cambio, Chocolegio ganó un corto. La “Colo” Maestro lanzó para Yanzi y la capitana con inteligencia la hizo llegar a la tabla por bajo entre las piernas de Quichapai.
Se intercambiaron el dominio constantemente sin mayores opciones claras de gol salvo un travesaño que le negó el grito de corto a Chocolegio y las tapadas de Elizondo ante dos intentos de ingreso al área de Bisignani e Irianni.
Así llegamos a los penales donde la fortuna estuvo del lado tricolor. La joven Melina Piñeiro, actualmente jugando en La Plata, abrió la cuenta; Emma Yanzi puso el 1-1; Carla Bisignani volvió a poner arriba 2-1 al URC, pero Virginia Jerez estableció el 2-2. Karina Muñoz no falló para el 3-2 y el palo le iba a decir que no a Berola para decretar la corona en manos de Las Pepas del Pipo.

Oh Yeah! impuso la jerarquía
Entre los caballeros se vieron partidos vistosos y dinámicos tal cual se esperaba, emulando lo vivido en el Campeonato Argentino de Clubes desarrollado en El Calafate.
Sin dudas los candidatos estaban claros y era Oh Yeah! con Juan Eleicegui y Alejo Lacaze a la cabeza, acompañados de refuerzos bonaerenses como el arquero Leandro Richian, Alan Frías y Juan Cucchi -compañeros en Club Ciudad- y Agustín Sierra -Universitario de Córdoba-. A ellos se le acoplaban Gaspar Pagnoni, Salvador Fernández e Iñaki y Tomás Eleicegui.
Por su parte Tolhuin llegaba con todo su plantel completo de jóvenes, quienes se han adjudicado dos de las últimas tres ligas provinciales y eran bicampeones defensores de la Copa Edelweiss. A la base de Gastón Rodríguez, Neyén Camuzzi, Josué Martínez, Gustavo Gómez, Matías Gamarra, Esteban Oliva, Nahuel Arévalo y Axel Simioni se le sumaban “Pipi” Véliz y Giuliano Rivero en GEBA, además de Emanuel Fernández.
Tras la etapa clasificatoria donde se midieron todos contra todos, los clasificados a semifinales fueron Oh Yeah! en la cúspide seguido por Tolhuin; mientras que el elenco principal de la Primera del URC -Los Pichones de Juampi- entró tercero. Ñires venció a Águilas y Colegio para adueñarse de la última plaza.
En las semifinales todo comenzó con Oh Yeah! venciendo sin complicaciones a Los Ñires por 3-0 mediante un doblete de Alejo Lacaze que impuso toda su calidad y luego en un enorme cruce para el espectáculo, Tolhuin y Los Pichones de Juampi igualaron 3-3 llevando el cierre a los penales.
Lo ganaban los mediterráneos 3-1 y parecía que se adueñaban del pase a la final, pero el dueño de casa sacó a relucir la calidad de jugadores como Juan Imbert que sacó adelante al equipo y por intermedio de un gol de Alan Riviere en el último minuto llegaron a la definición desde la pena máxima donde el palo le dijo que no a Imbert para el 3-2 decisivo.
Ya en el cruce final, Oh Yeah! hizo valer su calidad manejando los tiempos del partido para adueñarse del trofeo por 3-1 con goles de Juan Eleicegui, Alejo Lacaze y Juan Cucchi. Axel Simioni había puesto el 1-2 transitorio que le dio esa cuota de incertidumbre al resultado.