Turismo

Corredor unirá 5 parajes de Tilcara

La obra consiste en 25 kilómetros que unen Huacalera con el paraje Alonso, un tramo que es troncal hacia Yala de Monte Carmelo, Loma Larga, El Durazno y Molulo, todos ubicados en el departamento Tilcara en Jujuy.

JUJUY.- Se trata de un proyecto que tiene “un gran avance” y que el año pasado dio un paso fundamental con la habilitación del tramo inicial de 25 kilómetros de la ruta que unirá en principio cinco parajes rurales de Tilcara.
“El camino conectará las escuelas de esos lugares y se configurará también como una nueva oferta turística y productiva de Jujuy al mundo”.
En la primera etapa de la Ruta 18 se trabajó el camino Huacalera-Alonso, la vía troncal, y este año “se avanzó en la segunda etapa del corredor Huacalera-Tilcara, con la apertura ya finalizada de 15 kilómetros entre los cerros, completando así un total de 40 kilómetros”, destacaron.
La obra habilitada consiste en 25 kilómetros que unen Huacalera con el paraje Alonso, un tramo que es troncal ya que el camino va a continuar en los próximos meses hacia Yala de Monte Carmelo, Loma Larga, El Durazno y Molulo, todos ubicados en el departamento Tilcara.
“La idea que tenemos es continuar con la apertura y desarrollo de esta ruta provincial para conectarse con Casa Colorada y Alfarcito e ingresar hacia la localidad de Tilcara por la Garganta del Diablo, lo que va a configurar un corredor de 100 kilómetros de extensión”, señaló Montaño.
“Este circuito se convertirá en un atractivo para el turismo que busca relacionarse con la naturaleza, con la cultura y las pequeñas historias que tienen los pueblos de la quebrada”, añadió Montaño.
La habilitación de la ruta permite llegar a Alonso en una hora, lo que antes se hacía por seis horas a lomo de mula por una huella o camino serpenteante entre los valles altos de la quebrada de Humahuaca.
Las obra inaugurada, que demandó una inversión de 11.5 millones de pesos a la Dirección Provincial de Vialidad, beneficia también al sector agropecuario y de emprendedores como también y mejorará los servicios de educación, seguridad y salud para los tilcareños.
“La denominamos la ruta de las emociones porque tiene un potencial de recursos y toda una geografía que caracteriza a Tilcara.”, precisó.
“El corredor turístico, productivo y educativo pondrá en valor una región que ha sido excluida y abandonada durante décadas al no disponer de una infraestructura vial adecuada”, agregó Montaño.

Puna
Y en el recorrido podés encontrar, la Puna es esplendor, cielos infinitos de aire puro y extensas planicies de altura a más de 3600 msnm, donde habita gente tranquila y apacible que resguarda sus costumbres ancestrales. Es territorio de llamas, guanacos y vicuñas que se avistan desde las rutas.

Yungas
La Ruta Nacional Nº 34 nos conduce a las Yungas jujeñas, espacio de contrastes y leyendas. Dueñas de una amplia gama de microclimas y de variados y diferentes pisos de vegetación, conforman un ambiente único en el bioclima de Jujuy.

Valles
La zona de los valles ocupa la región centro-sur de la provincia, donde se desperdigan lugares de ensueño con paisajes espectaculares y un clima de temperatura media, que la convierten en una zona de estación primaveral durante casi todo el año.

Quebrada de Humahuaca
Tierra rica en historia y tradiciones, muchas de las cuales se remontan a los tiempos precolombinos. El visitante puede así disfrutar de sus coloridas fiestas, sus exquisitos vinos y comidas y adquirir tejidos hechos con finísimas lanas de llamas.

Turismo Rural Comunitario
Aprender del campo y sus secretos a la par de los lugareños mientras se comparten las tareas rurales. Dejar de ser un simple visitante, pasar a ser un jujeño más y fundirse en una experiencia diferente en las comunidades indígenas y campesinas.
Alojarse en viviendas de familias, participar en las tareas cotidianas, trabajar en la huerta, ordeñar, pastar cabras y llamas, deleitarse con sabores regionales. Charlas que cuentan historias y leyendas en medio de fogones. Una alternativa turística que lograra una experiencia diferente e inolvidable.
A tan solo pocos kilómetros de la capital jujeña podes encontrar la tranquilidad y el disfrute de la vida diaria del campo.
Lugares donde se conjugan armoniosamente la naturaleza, las actividades campestres, tradiciones, costumbres y la hospitalidad de las comunidades que permiten descubrir la autenticidad de sus tierras.
Los más de 10.000 años de presencia del hombre se evidencian en las reservas arqueológicas, el arte rupestre, la especial arquitectura y la perfecta convivencia de la cultura milenaria con el presente, en un ambiente único.

Sabores con historia
Prepara tus sentidos para disfrutar del viaje por la deliciosa cocina jujeña. Sus sabores son únicos, sus productos y técnicas culinarias se mantienen vigentes en recetas transmitidas de generación a generación.
Acá no hay conservantes ni enlatados, la comida va “de la tierra al plato”, los diferentes platos gastronómicos recuerdan las raíces de culturas ancestrales. Mientras que la cocina gourmet se enriquece al incorporar ingredientes naturales.
Se puede disfrutar de los alimentos, de su proceso de elaboración y cómo por medio de un plato llegan a la mesa. No es solo un producto sino que representa toda una historia.
Un factor determinante en la agricultura jujeña es el clima y las diferentes alturas sobre el nivel del mar, lo que propicia diversidad en el desarrollo gastronómico. Fuente: Secretaría de Turismo y Cultura de la provincia de Jujuy.