Policiales

Ampliaron la denuncia por presunto abuso de poder contra la fiscal Urquiza

La denuncia que el juez Raúl Sahade y su secretario presentaron contra una fiscal y su secretaria, por negarse a recibir una causa, y además intentar detener a los funcionarios que la llevaban; tuvo una ampliación. Los denunciantes aportaron el sumario realizado por los policías de la comisaría Tercera, que la propia fiscal movilizó a tribunales.

Carrefour

RIO GRANDE.- Si bien la escandalosa denuncia que trascendió ayer aún aguarda por un requerimiento de acusación por parte del Fiscal Mayor, Guillermo Quadrini, se siguen sumando elementos de los denunciantes.
Cabe recordar que el 28 de junio, el juez Sahade elevó una causa para que la fiscal Urquiza requiriera acusación, y a pesar de que habilitó hora y día hábil, esta funcionaria ordenó que no se recibiera la causa por estar cerca del cierre del horario de atención al público.
Lo más grave fue la amenaza de la funcionaria de detener al secretario de ese juzgado, el Dr. Eduardo Tepedino, y al oficial del juzgado, Lucas Ghío; cuestión para la cual irrumpió en tribunales con ocho policías que llevó desde la comisaría Tercera.
Una vez finalizado ese incidente el juez de Instrucción Raúl Sahade, requirió el informe por escrito que la comisaría debió efectuar, a fin de adjuntarlo a la denuncia.
El informe señala que la funcionaria al trasladarse a tribunales en su auto, acompañada de un funcionario policial, mientras el resto de la comitiva iba en otro patrullero, le habría reconocido al efectivo que sabía que “el sujeto que no quería irse de la fiscalía” era el Dr. Tepedino para entregar un trabajo “no urgente” fuera del horario de atención.
La ampliación de denuncia sostiene finalmente que la Fiscal tras haber hecho “uso indebido e ilegítimo de la fuerza pública” pidió a los propios funcionarios policiales que había convocado, a que no dejaran constancia escrita ni ningún sumario de lo acontecido, a fin de borrar rastros de la escandalosa situación vivida esa tarde.
Un pedido increíble de parte de un funcionario a policías que, por garantías de su función, no pueden omitir registro alguno de cualquier episodio acontecido en el que se vea involucrada la fuerza pública.
Los efectivos policiales cumplieron con su labor de efectuar el sumario correspondiente, el cual fue adunado a la causa que aún espera un requerimiento de acusación del fiscal Mayor Guillermo Quadrini, a fin de que el juez de Instrucción Daniel Cesari pueda impulsar una investigación penal sobre este suceso.

Interviene el gremio
Otro condimento de este escandaloso suceso en tribunales, es que el otro funcionario que acompañaba a Tepedino a cumplir con la entrega de una causa en fiscalía, cuando sufrieron este “amedrentamiento”, es el oficial del Juzgado de Instrucción, Lucas Ghío, quien además es parte de la comisión directiva del gremio judicial del SEJUP.
Este grave episodio y las amenazas por cumplir con su trabajo judicial, es una situación que el gremio llevará este mediodía a una asamblea que se desarrollará en los tribunales del Campamento YPF, a fin de evaluar la organización sindical los pasos a llevar adelante.
Hasta ayer el Superior Tribunal de Justicia no informó absolutamente ninguna medida adoptada en relación a este grave episodio, y precisamente el gremio pediría explicaciones al máximo órgano judicial.