Política

Sciurano explicó sus proyectos

El candidato a Legislador por Ser Fueguino y Presidente de la UCR en Tierra del Fuego repasó las principales propuestas del proyecto. “Buscamos sostener a lo largo de un mediano y largo plazo proyectos que pueden hacer que nuestra provincia logre el nivel de desarrollo que necesita”, afirmó.

En la redacción de El Sureño, el Presidente de la UCR fueguina repasó las principales propuestas del proyecto “Ser Fueguino”.

RÍO GRANDE.- A días de las elecciones en Tierra del Fuego los candidatos buscan afilar sus estrategias para cumplir sus objetivos. Para algunos, como el candidato a legislador por “Ser Fueguino”, Federico Sciurano, la clave está en “no ver a la campaña política como lo importante” sino en “sostener a lo largo de un mediano y largo plazo proyectos que pueden hacer que nuestra provincia logre el nivel de desarrollo que necesita”.
Alejado, pero no del todo, de la vida política durante los últimos cuatro años luego de la reñida elección por la Gobernación de 2015, Sciurano asegura que vuelve a participar “desde un lugar nuevamente para tratar que la provincia pueda encontrar las herramientas que necesita para desarrollarse”.
En la redacción de El Sureño, el Presidente de la UCR fueguina, quien ha sido concejal e intendente de Ushuaia, repasó las principales propuestas del proyecto de Ser Fueguino.

“Ser Fueguino lo que trata es de poder representar a un sector importante de nuestra sociedad que no se siente representado ni con el kirchnerismo ni con la Cámpora”

-¿Cómo encarás los últimos días de campaña de cara a las elecciones del próximo domingo en las que sos candidato a Legislador?
-Como habitualmente pasa, un poco con todo lo que tiene que ver con ponerte a disposición de toda la provincia para que, de alguna manera, den una opinión sobre sobre la mirada que nosotros tenemos sobre la Tierra del Fuego, que nos gustaría proyectar para los próximos cuatro años. Cuando llegan momentos como este uno espera llegar al día de la elección como para poder un poco recibir el mensaje que la comunidad te da. Y con la expectativa de que un poco la mirada que nosotros hemos planteado sobre la Tierra del Fuego que nos gustaría para los próximos años, también sea compartida por un porcentaje importante de los que vivimos en Tierra del Fuego, eso es lo que nos convence a estar en esta actividad, el poder plantear ideas que nos den la posibilidad de estar mejor, que sean ideas que se puedan sostener en el tiempo y se puedan llevar adelante. Entender que lo importante no es la campaña política sino sostener a lo largo de un mediano y largo plazo conceptos que pueden hacer que nuestra provincia logre el nivel de desarrollo que necesita, y si pudiéramos hacer que la política se base en esos conceptos y no en decir cosas que te pueden hacer ganar una elección sino poder plantear ideas y poder sostenerlas a lo largo del tiempo, es un poco la vocación que te surge cuando decidís dedicar parte de tu vida a la política.

-Hace cuatro años eras candidato a Gobernador, luego decidiste alejarte aunque no del todo desde el ámbito partidario. ¿Cómo es volver y como candidato a legislador en esta oportunidad?
-Cuando yo termino el proceso del 2015 me tomo un tiempo para recibir el mensaje, nosotros habíamos hecho una propuesta que entendíamos que era una propuesta de desarrollo y adecuada para los tiempos que venían para nuestra provincia. Siempre he sido muy respetuoso de la decisión de la gente. Una vez que la gente se expresó y eligió otro proyecto entendí también que el rol que a mí me correspondía era dar un paso al costado, quizás tener un nivel de participación menor al que había tenido en los últimos años y simplemente he tratado de estar a la altura de las circunstancias. En ese momento fui a saludar a la Gobernadora electa (Rosana Bertone), porque vivimos en una provincia donde el enfrentamiento es casi una cuestión rutinaria, muchas veces sin medir lo que generan esos enfrentamientos entre dirigentes, y me pareció que correspondía dar un mensaje a todos los que habíamos participado en ese momento electoral de que a Tierra del Fuego la tenemos que sacar adelante entre todos y más allá del lugar que nos toque estar tenemos que asumir el lugar que nos toca y tratar de aportar. Yo he tratado en estos años de aportar, por ahí en un volumen público mucho menor porque entendí que era lo que debía hacer y tratando de responder a la responsabilidad partidaria que he tenido en estos años presidiendo el radicalismo. Estamos empezando un nuevo período que nos hace empezar a pensar desde una mirada más activa cómo participar, ya sí desde un lugar nuevamente para tratar de que la provincia pueda encontrar las herramientas que necesita y también los roles que cada uno debe tener.

-¿Cuáles son los principales ejes de las propuestas que llevan a la Legislatura?
-Creo que hay un tema que es superlativo a los temas que habitualmente conversamos que es la cuestión del empleo, nos parece que hoy hay un impacto en la realidad social y económica de Tierra del Fuego que ha generado un shock en la posibilidad de que mucha gente pueda sostener su trabajo y otra gente encontrar trabajo cuando realmente lo necesita. Partiendo de la base que no hay soluciones mágicas y nadie va a venir con un discurso a dar a entender que los que no tienen trabajo hoy, votando a un dirigente lo van a encontrar, sí entiendo que hay todavía algunas cosas que son de impacto que en Tierra del Fuego se pueden plantear y llevar adelante y que esas decisiones pueden mitigar la posibilidad de que hoy mucha gente tenga la posibilidad de encontrar trabajo en un mediano plazo. Estamos hablando de un proyecto que se llama “Fueguinos trabajan” que no es un invento nuestro, buscamos situaciones en la región similares a las que nos toca vivir y encontramos una serie de mecanismos que se dan a nivel nacional y a nivel regional, entendemos que puede ser exitoso en Tierra del Fuego si lo sabemos aplicar y sino se transforma en un tema puramente de campaña si no claramente nos comprometemos en dar un salto de calidad en lo que tiene que ver con la generación de empleo, de calidad de vida, desarrollo económico y producción. El proyecto busca encontrar un incentivo determinado para que actividades que hoy no se desarrollan en la provincia se desarrollen o bien desarrollar determinadas zonas geográficas de la provincia que hoy tienen poco desarrollo como Almanza, San Sebastián, la zona sur de Tolhuin. Lo que busca este programa es que una parte de la inversión que realiza el emprendedor se pueda amortizar con un incentivo fiscal que lo recuperás cuando tenés que empezar a pagar ingresos brutos. En Mendoza se crearon más de 3700 puestos de trabajo con un proyecto similar a este. Otro tema que para nosotros es clave para el futuro es la preservación del medio ambiente, durante la gestión en Ushuaia desarrollamos el plan de manejo costero. Yo creo que hoy estamos necesitando un plan similar pero en términos provinciales que hemos denominado “Costas protegidas” que es ni más ni menos que marcar las pautas rectoras de qué es lo que se puede y qué es lo que no se puede hacer en la costa y la creación del rol del defensor ambiental que será un puesto ad honorem.

“Estamos empezando un nuevo período que nos hace empezar a pensar desde una mirada más activa cómo participar ya sí desde un lugar nuevamente para tratar de que la provincia pueda encontrar las herramientas que necesita”

-Se trata permanentemente en el marco de la campaña de identificar a Ser Fueguino con Cambiemos ¿Qué comparten y qué los diferencia del proyecto nacional? Ser Fueguino no es Cambiemos. Son dos cuestiones distintas porque este es un proyecto provincial, porque nosotros estamos pensando en un proyecto de desarrollo productivo para que podamos estar mejor. Y es un proyecto pensado para Tierra del Fuego. La prueba está en que hay dirigentes que pertenecemos a la UCR que en el 2017 tuvimos una mirada distinta con respecto a lo que se estaba discutiendo a nivel nacional. Y hoy mismo dentro del radicalismo es un tema que se está debatiendo en cuanto a que el espacio nacional empiece a tener una mirada más amplia. Sí reconozco en términos de política nacional que el Gobierno ha tenido buenas decisiones y malas decisiones. La situación más compleja es la económica que cualquier dirigente no puede desconocer por ninguna lealtad política que hay un proceso de recesión con una inflación que es importante y que hace que muchos argentinos no la están pasando bien. Es verdad que no la estamos pasando bien en términos de la industria pero es verdad que también esto pasa porque hay una recesión a nivel nacional, pero también hay que recordar que hace unos años atrás la industria tampoco la pasaba muy bien porque no conseguía los dólares para poder comprar los insumos que necesitaba para producir. Lo que necesitamos es una dirigencia política seria. Ser Fueguino es un espacio que ha tenido la capacidad de encontrar puntos en común para desarrollar un proyecto provincial, escuchando distintas miradas.

-Se trata permanentemente en el marco de la campaña de identificar a Ser Fueguino con Cambiemos ¿Qué comparten y qué los diferencia del proyecto nacional?
-Ser Fueguino no es Cambiemos. Son dos cuestiones distintas porque este es un proyecto provincial, porque nosotros estamos pensando en un proyecto de desarrollo productivo para que podamos estar mejor. Y es un proyecto pensado para Tierra del Fuego. La prueba está en que hay dirigentes que pertenecemos a la UCR que en el 2017 tuvimos una mirada distinta con respecto a lo que se estaba discutiendo a nivel nacional. Y hoy mismo dentro del radicalismo es un tema que se está debatiendo en cuanto a que el espacio nacional empiece a tener una mirada más amplia. Sí reconozco en términos de política nacional que el Gobierno ha tenido buenas decisiones y malas decisiones. La situación más compleja es la económica que cualquier dirigente no puede desconocer por ninguna lealtad política que hay un proceso de recesión con una inflación que es importante y que hace que muchos argentinos no la están pasando bien. Es verdad que no la estamos pasando bien en términos de la industria pero es verdad que también esto pasa porque hay una recesión a nivel nacional, pero también hay que recordar que hace unos años atrás la industria tampoco la pasaba muy bien porque no conseguía los dólares para poder comprar los insumos que necesitaba para producir. Lo que necesitamos es una dirigencia política seria. Ser Fueguino es un espacio que ha tenido la capacidad de encontrar puntos en común para desarrollar un proyecto provincial, escuchando distintas miradas.

¿Por qué votar a Ser Fueguino el próximo domingo?
-Ser Fueguino lo que trata es de poder representar a un sector importante de nuestra sociedad que no se siente representado ni con el kirchnerismo ni con la Cámpora y eso hace necesario construir un proyecto que esté en línea con lo que mucha gente en Tierra de Fuego entiende que se debe aplicar en materia de políticas públicas, fundamentalmente para encontrar una provincia productiva, que logre pensarse más allá de la discusión nacional. Tenemos que ser una provincia que logre tratar de correrse de la cola hablando siempre de lo mismo, y para eso hay que pensar en estos temas, en nuestra capacidad de trabajar e industrializar nuestros recursos naturales, desarrollar las estructuras productivas y los sectores geográficos para generar polos de desarrollo productivo. Estamos tratando de generar una alternativa a sectores que respeto y la intención nuestra es hacer un aporte a lo que tenemos por delante.